pequeñas mujeres rojas
pequeñas mujeres rojas

pequeñas mujeres rojas

Sanz, Marta

Editorial:
Editorial Anagrama
ISBN:
978-84-339-9896-5
Marta Sanz cierra la trilogía del detective Arturo Zarco diseccionando los relatos sobre la memoria: una novela negra que prolonga la posibilidad de la novela política. Paula Quiño... Más información
Editorial:
Editorial Anagrama
Colección:
Narrativas hispánicas
Encuadernación:
Tapa blanda o Bolsillo
País de publicación :
España
Idioma de publicación :
Español
Idioma original :
Español
ISBN:
978-84-339-9896-5
EAN:
9788433998965
Dimensiones:
22 x 14 mm.
Peso:
456 gramos
Nº páginas:
344
Fecha publicación :
04-03-2020
Disponible en 274 librerías

Dónde encontrar "pequeñas mujeres rojas"

Stock en librería
Disponible en 2-3 Días

Disponible en 274 librerías

    Sinopsis

    Sinopsis de: "pequeñas mujeres rojas"

    Marta Sanz cierra la trilogía del detective Arturo Zarco diseccionando los relatos sobre la memoria: una novela negra que prolonga la posibilidad de la novela política. Paula Quiñones llega a Azafrán para localizar fosas de la Guerra Civil. Nada más poner su pie cojo en el pueblo siente que el cielo se encapsula sobre ella y una goma invisible tira de su cuerpo para alejarla de su destino: el hotel de los Beato, ubicado junto a un cartel en el que se lee «Azufrón». Ese verano Paula mantendrá correspondencia con Luz, suegra del detective Zarco y, junto con él, uno de los personajes principales de Black, black, black: le contará sus amores con David Beato en un hermoso jardín. También le descubrirá sus temores respecto a la existencia de un delator y le relatará las leyendas familiares que alimentan el estómago del hotel. Mientras tanto, Analía, madre de David, cuida amorosamente de Jesús Beato, dulce patriarca que acaba de cumplir un siglo, y atiende a los mensajes que este le sopla al oído… Y, con Zarco ausente, viviendo las peripecias de Un buen detective no se casa jamás, una atmósfera gelatinosa y endogámica amenaza con aplastar a Paula. El western expresionista se enturbia hasta llegar al extremo de un terror habitado por animales que podrían hablar pero permanecen mudos; una niña que quiso ser cantante y peona caminera; y una famélica legión, sarcástica y piadosa, putrefacta y descacharrante, de fantasmagóricos niños perdidos y mujeres muertas que reclaman, contra el signo de los tiempos, «lea despacio…».En un homenaje a Hammett y Rulfo, a Peter Pan y Alicia en el País de las Maravillas, Sanz disecciona los relatos sobre la memoria. La escritura escarba fuera y dentro, a vista de lombriz y de águila, antes y después, en un magnífico trabajo con el punto de vista que no abole la noción de Historia. pequeñas mujeres rojas prolonga la posibilidad de la novela política: las voces de la ficción amplifican los miedos de quien toma la palabra y escribe, de modo que todas las voces son la misma y, a la vez, esa sola voz integra una polifonía de ecos, jadeos, gritos, carcajadas, psicofonías y onomatopeyas para imponer silencio: «Chissss.» Las voces se funden en un fresco sobre la violencia, económica y cultural, que se encarniza contra el cuerpo de mujeres que, rotas, no son hermosos fetiches, sino carne que duele. Sanz muestra, a través del estilo, su sistema nervioso personal: plantea una aproximación bella y extrema al lenguaje para visibilizar lo obsceno, lo cruel, lo que no se nombra, a través de marcos no estereotipados, subversivos, juguetones, libres. Puro barroco rojo contra la anorexia intelectual.Con pequeñas mujeres rojas se cierra la trilogía del detective Arturo Zarco, un prisma en el que unos textos se transparentan en otros. Memoria del cuerpo y cuerpo de la memoria en los tiempos de una ultraderecha, local y universal, que nunca se marchó. Ni esta novela ni sus hermanas son ortodoxamente negras, y, sin embargo, son más negras que el betún.

    Recomendado en: Las librerías recomiendan

    Los Libros de Junio de 2020

    Escrito por: Las Librerías Recomiendan

    Fuente

    Parece que durante el Estado de Alarma ha sido la literatura en español la que más nos ha apetecido, o acompañado, o convencido, porque, luchando contra la tendencia habitual, la literatura en nuestro idioma iguala fuerzas con los demás en la lista de las diez novedades editoriales más unánimemente recomendadas por las librerías independientes españolas para las siguientes semanas. Narrativa, poesía y periodismo están bien representados en una lista equilibrada y diversa, buen reflejo del añorado y maravilloso caudal de palabras que vuelve a anegar las librerías.

    Recomendado en: Las librerías recomiendan

    "pequeñas mujeres rojas" de Marta Sanz

    Escrito por: Librería Anonima

    Fuente

        25 de marzo de 2020. Día 10 del Estado de Alarma en España. Las librerías siguen cerradas, pero los libreros siguen abiertos, desde sus casas, a seguir defendiendo la buena lectura. Hoy es Chema Aniés, de la Librería Anónima (Huesca), quien, con la inestimable ayuda de su canario "Palmero de Peret" (y bajo la solemne vigilancia de obras de artistas aragoneses), nos habla de la nueva novela de Marta Sanz, pequeñas mujeres rojas [sic: todo en minúscula], publicada por Anagrama. La Librería Anónima de Huesca mereció el Premio 'Librería Cultural' en 2009, y Chema Aniés ha sido jurado de los III Premios 'Las Librerías Recomiendan'. Amigas, amigos, los libros se compran en las librerías. ¿Y por qué? Pues porque en las librerías hay libreras y libreros que te hablan de los libros como Chema: [video width="368" height="656" mp4="https://www.laslibreriasrecomiendan.com/wp-content/uploads/2020/03/video-1585066894.mp4"][/video]  

    Más sobre

    Sanz, Marta

    Marta Sanz es doctora en Filología. Ha publicado las novelas El frío, Lenguas muertas, Los mejores tiempos, Animales domésticos, Susana y los viejos y La lección de anatomía, así como cuatro poemarios (Perra mentirosa, Hardcore, Vintage y Cíngulo y estrella) y dos ensayos (No tan incendiario y Éramos mujeres jóvenes). En Anagrama ha publicado las novelas Black, black, black: «Admirable. Tiene la crueldad y la lucidez desoladora de una de las mejores novelas de Patricia Highsmith, El diario de Edith» (Rafael Reig, ABC); Un buen detective no se casa jamás: «Vuelve a mostrar su dominio del lenguaje (y de sus juegos) y del registro satírico (de la novela de detectives, de la novela romántica), con una estupenda narración» (Manuel Rodríguez Rivero, El País);  Daniela Astor y la caja negra (Premio Tigre Juan, Premio Cálamo y Premio Estado Crítico): «Hipnótico, fascinante y sobrecogedor» (Jesús Ferrer, La Razón); una versión revisada y ampliada de la que es posiblemente su mejor novela, La lección de anatomía: «Ha conseguido situarse en una posición de referencia de la literatura española, o, en palabras de Rafael Chirbes, “en el escalón superior”» (Sònia Hernández, La Vanguardia); Farándula (Premio Herralde de Novela): «Muy buena. Estilazo. Talento, brillo, viveza, nervio, inventiva verbal, verdad» (Marcos Ordóñez, El País);  Clavícula: «Uno de los libros más crudos, brutales e impíos que haya leído en mucho rato» (Leila Guerriero) y una nueva edición de Amor fou: «Una de las novelas más dolorosas de Marta Sanz... Las heridas que deja son una forma de lucidez» (Isaac Rosa), así como el ensayo Monstruas y centauras: «Extraordinario» (María Jesús Espinosa de los Monteros, Mercurio).
    Más títulos de Sanz, Marta
    Los lectores opinan

    Valoraciones y comentarios

    No hay comentarios, sé el primero en comentar

    Añadir comentario