El despertar de Lázaro
El despertar de Lázaro

El despertar de Lázaro

Pinto, Julieta

Editorial:
Firmamento
ISBN:
978-84-123407-2-3
La obra narrativa de Julieta Pinto, una de las autoras mayores de las letras hispanoamericanas, abunda libro a libro en la denuncia cívica de una sociedad en crisis. En 'El despert... Más información
Editorial:
Firmamento
Colección:
Firmamento
Encuadernación:
Tapa blanda o Bolsillo
País de publicación :
España
Idioma de publicación :
Español
Idioma original :
Español
ISBN:
978-84-123407-2-3
EAN:
9788412340723
Dimensiones:
215 x 135 mm.
Peso:
300 gramos
Nº páginas:
112
Fecha publicación :
12-05-2021
15,00€
(14,42€ sin IVA)
Comprar Reservar y recoge en tu librería preferida
Disponible en 163 librerías

Dónde encontrar "El despertar de Lázaro"

Stock en librería
Disponible en 2-3 Días

Disponible en 163 librerías

    Sinopsis

    Sinopsis de: "El despertar de Lázaro"

    La obra narrativa de Julieta Pinto, una de las autoras mayores de las letras hispanoamericanas, abunda libro a libro en la denuncia cívica de una sociedad en crisis. En 'El despertar de Lázaro', reescribe uno de los mitos fundadores de la cristiandad para brindarnos una historia memorable sobre el aniquilamiento del ser humano y el desgarro de la separación. Tomando como motivo la resurrección de Lázaro de Betania, Pinto nos sitúa ante la vertiente más humana del personaje bíblico, prescindiendo de consideraciones teológicas para hurgar con honestidad en su conciencia e iluminar así los intersticios que se solapan entre la vida y la muerte. Alternando pasado y presente en un relato dinámico que, no obstante, apenas si se desvía de los escritos bíblicos y que atrae desde el inicio la atención del lector, Lázaro, convertido en cronista involuntario de la persecución que Pilato ha orquestado contra Jesús, reprochará a su maestro que le haya resucitado y dará testimonio -un testimonio crítico y escéptico, construido en los márgenes- de sus últimos días antes de caer en el hondo vacío existencial en que le sume su inesperado regreso. Con sencilla elegancia y un lenguaje cargado de tensión poética, Pinto firma en 'El despertar de Lázaro', Premio Aquileo J. Echeverría 1994 (máximo galardón literario del país centroamericano otorgado a una obra), una de sus novelas más personales y conmovedoras, nunca hasta ahora aparecida en España. Con su publicación, Firmamento pretende rubricar la vigencia y el valor de una autora capaz de ahondar en los estratos más profundos de la psique humana.

    Recomendado en: Las librerías recomiendan

    "El despertar de Lázaro" de Julieta Pinto

    Escrito por: Las Librerías Recomiendan

    Fuente

    Pocas cosas nos gustan y nos alegran más en 'Las Librerías Recomiendan' que saludar a las nuevas editoriales, sobre todo cuando está claro desde su primer libro que saben hacer las cosas con cariño y calidad, con verdadera vocación editorial y con habilidad lectora. Ahora ha nacido en Cádiz la editorial Firmamento, que irrumpió hace un mes en nuestras librerías con la fuerza de los Días de hambre y miseria de Neel Doff (en traducción de Javier Vela) y con la recuperación de Mephiboseth en Onou de Carlos Edmundo de Ory (con post scriptum del profesor José Luis Calvo Carilla). Pero es de su tercer título del que más nos apetece hablar, pues por aquí también nos atraen mucho las reinterpretaciones de la Biblia, un subgénero literario que en algunas épocas ha sido tendencia, y que ha dado verdaderas obras maestras, como El procurador de Judea, de Anatole France, un breve y sorprendente retrato parcial de Poncio Pilato que en su día, hace ya diez años, fue a su vez el primero título de la editorial zaragozana Contraseña. Julieta Pinto (San José, Costa Rica, 1921) es una escritora conocidísima y archipremiada en su país que en pocos meses, exactamente el 31 de julio, cumplirá cien años de vida. A pesar de todo ello nunca ha sido muy atendida en España, pero desde Firmamento han decidido reparar esa laguna y nos ofrecen El despertar de Lázaro, un monólogo del amigo de Jesucristo con el que Pinto, entre la devoción y la blasfemia (como, deliberadamente o no, suele suceder al reinterpretar pasajes bíblicos, que se van convirtiendo así en nuevos "evangelios apócrifos"), da un giro inesperado a esa relación, en la que una de las partes ha de ver cómo un amigo de la infancia se revela ya no como hijo de Dios, sino como Dios mismo, algo que debe de ser cuando menos confuso. No podemos ni queremos desvelar mucho del contenido, pero sí se puede adelantar algo que en la novela se plantea desde el principio: si la Iliada comenzaba célebremente con "la cólera de Aquiles", El despertar de Lázaro arranca con su rencor: lejos de mostrarse agradecido, Lázaro no puede perdonar a su amigo Jesús el que lo haya resucitado, dado que, una vez que ha conocido la mugre de la muerte, su abrazo, su oscuridad irreversible... ya no puede readaptarse con normalidad a la vida. La posible alegría por haber tenido el privilegio de ser el único humano de la Historia en regresar de la muerte queda anulada ante la propia experiencia del final: al final es verdad aquello de que de la muerte no se puede volver, porque incluso él, que apenas estuvo muerto unas horas, ya no puede dejar de sentirse perteneciente al otro mundo, incapaz de volver a la sociedad, como dicen que les ocurre a quienes vuelven de la guerra (asunto sobre el que hay un verdadero aluvión bibliográfico). Magníficamente escrita, con intensidad, con gran sentido del ritmo, con variedad de registros y de recursos, El despertar de Lázaro narra la relación amor-odio que siente un hombre ante un viejo amigo, con la particularidad de que ese amigo es el Mesías, el Elegido, por el que Lázaro siente el afecto de siempre, así como la admiración por ser quien es, pero también la reserva producida por la sorpresa, tal vez un poco de envidia y el resentimiento ya comentado, así como la mala conciencia por no poder sentirse agradecido por lo que se supone que es "el favor" más sublime que un hombre haya hecho jamás a otro: resucitarlo, devolverlo a la vida... Además, simplemente es que no puede comprender el destino elegido (o al menos aceptado) por Jesús ("¡Qué absurdo morir por los demás cuando la propia vida es lo más importante que se tiene! Yo no quise morir, ni tampoco resucitar. No quiero formar parte de algo que no entiendo"...), y todo ello, unido a ciertos detalles "irreverentes" (Lázaro, por ejemplo, habría sido cliente habitual de María Magdalena, con lo cual también reprocha a Jesús que la haya sacado de la prostitución...), provoca una fenomenal ensalada de sentimientos que Lázaro, en primera persona, va reconociéndonos, tratando de explicarse pero sabiendo que difícilmente va a ser comprendido por quienes no hayamos conocido la atracción ya maternal con que la muerte acoge a los muertos. Hay más, por descontado, pero tendrá que descubrirlo el lector, aventura entre lo divino y lo humano, entre lo terrenal y lo infra-mundano, que complacerá incluso a esos lectores que creen que las "variaciones" ante los textos bíblicos difícilmente podrían despertar su interés. Juan Marqués, 'Las Librerías Recomiendan'

    Más sobre

    Pinto, Julieta

    Julieta Pinto nació en San José, Costa Rica, en 1921. Tras licenciarse en Filología, viajó a Francia para realizar un doctorado en Sociología de la Literatura en la Sorbona, viéndose obligada a abandonarlo para cuidar de su hijo, gravemente enfermo. Ejerció la docencia, primero en la Universidad de Costa Rica y más tarde en la Universidad Nacional, desempeñando asimismo importantes cargos en la Administración pública, impulsada por sus preocupaciones sociales en torno a los sectores campesinos y urbanos más desfavorecidos. Su trayectoria la ha hecho merecedora del Premio Nacional «Aquileo J. Echeverría», en las categorías de cuento y novela, y del Premio de Cultura «Magón», el más alto reconocimiento literario que concede el país centroamericano. Asimismo, ha sido miembro de número a la Academia Costarricense de la Lengua desde 1992 hasta 2012. En su riquísima y variada producción narrativa, sobresale por igual el cultivo del relato breve y la novela extensa, cuya prosa destila la sobriedad y la elegancia de un estilo refractario a la ostentación. Ha publicado más de una treintena de libros, entre los que conviene destacar los volúmenes de relatos Cuentos de la tierra (1963), Si se oyera el silencio (1967), Los marginados (1970), A la vuelta de la esquina (1975), Abrir los ojos (1982) o Detrás del espejo (2000), y las novelas La estación que sigue al verano (1969), El sermón de lo cotidiano (1977), El eco de los pasos (1979), Entre el sol y la neblina (1987), Tierra de espejismos (1991), El despertar de Lázaro (1994) o El lenguaje de la lluvia (2002).
    Más títulos de Pinto, Julieta
    Los lectores opinan

    Valoraciones y comentarios

    No hay comentarios, sé el primero en comentar

    Añadir comentario