Aventuras Ibéricas

Aventuras Ibéricas

Editorial
B (Ediciones B)
Materia
Autobiografía: literaria | Memorias
Colección
NO FICCIÓN
Encuadernación
Cartoné
Nº páginas
416
ISBN
978-84-666-6014-3
EAN
9788466660143
Dimensiones
246 x 162 mm.
Fecha publicación
22-03-2017
Precio
20.00€ (19.23€ sin IVA)

Dónde comprarlo(100 librerías)

Ver todas (100 librerías)

Autor

Ian Gibson (Dublín, 1939) es un hispanista internacionalmente reconocido y, desde 1984, ciudadano español. Recientemente ha sido elegido miembro de la Real Academia Irlandesa por sus numerosos trabajos sobre nuestro país. Entre su copiosa bibliografía destacan La represión nacionalista de Granada en 1936 y la muerte de Federico García Lorca (París, Ruedo Ibérico, 1971) ?prohibido por el régimen franquista?, En busca de José Antonio (Planeta, Premio Espejo de España 1980), la magna biografía Federico García Lorca (Grijalbo, dos tomos, 1985-1987, ahora reeditada en un único volumen por Crítica), La vida desaforada de Salvador Dalí (Anagrama, 1998), Ligero de equipaje. La vida de Antonio Machado (Aguilar, 2006), Cuatro poetas en guerra (Planeta, 2007) y Lorca y el mundo gay (Planeta, 2009). Gibson, que vive en Madrid, trabaja actualmente en una biografía de Luis Buñuel.

Sinopsis

Un gran libro de Ian Gibson sobre recorridos, reflexiones e irreverencias de España.Coincidiendo con el 60 aniversario de su llegada a España, Ian Gibson emprende la aventura de recorrer y analizar algunos de los lugares clave de nuestra geografía para comprender el espíritu, la cultura y la realidad que nos rodea. Desde los escenarios del Quijote hasta la frontera con Portugal, desde la sección de restos íberos del Museo Arqueológico hasta la Granada de Lorca, el prestigioso hispanista reflexiona con su característica ironía sobre temas que van desde la desmemoria histórica hasta la costumbre nacional de hablar a voces en los bares, al tiempo que rescata recuerdos y anécdotas de esta historia de amor, no exenta de críticas, con España.Nota del autor:«Corría el mes de junio de 1957 y yo bajaba por Francia central, en tren, hacia España, para mí todavía era desconocida. Tenía dieciocho años. Fueron horas de inmensa felicidad y expectación. Sentado hoy en mi despacho madrileño del barrio de Lavapiés, mientras escribo estas líneas y escucho los chillidos de los vencejos que pasan raudos delante de mi ventana, vuelvo a revivir aquella experiencia. Es como si hubiera ocurrido ayer. Y eso que han transcurrido casi seis décadas desde entonces.»