Yo soy Eric Zimmerman, vol. I

Yo soy Eric Zimmerman, vol. I

Editorial
Esencia
Materia
Narrativa romántica | Ficción erótica | Ficción moderna y contemporanea | Narrativa romántica adulta y contemporánea
Colección
Erótica
Encuadernación
Tapa blanda o Bolsillo
Nº páginas
544
ISBN
978-84-08-17750-0
EAN
9788408177500
Dimensiones
215 x 145 mm.
Fecha publicación
07-11-2017
Precio
15.90€ (15.29€ sin IVA)

Dónde comprarlo(253 librerías)

Ver todas (253 librerías)

Autor

Megan Maxwell es una reconocida y prolífica escritora del género romántico. De madre española y padre americano, ha publicado más de treinta novelas, además de cuentos y relatos en antologías colectivas. En 2010 fue ganadora del Premio Internacional Seseña de Novela Romántica, en 2010, 2011, 2012 y 2013 recibió el Premio Dama de Clubromantica.com. En 2013 recibió también el AURA, galardón que otorga el Encuentro Yo Leo RA (Romántica Adulta) y en 2017 ha resultado ganadora del Premio Letras del Mediterráneo en el apartado de novela romántica. Pídeme lo que quieras, su debut en el género erótico, fue premiada con las Tres plumas a la mejor novela erótica que otorga el Premio Pasión por la novela romántica. Megan Maxwell vive en un precioso pueblecito de Madrid, en compañía de su marido, sus hijos, sus perros Drako y Plufy  y sus gatas Julieta, Peggy Su y Coe.Encontrarás más información sobre la autora y sobre su obra en: www.megan-maxwell.com

Sinopsis

Me llamo Eric Zimmerman y soy un poderoso empresario alemán. Me caracterizo por ser un hombre frío e impersonal, que disfruta del sexo sin amor y sin compromiso.En uno de mis viajes a España para visitar una de mis delegaciones conocí a una joven llamada Judith Flores. Ella me hizo reír, me hizo cantar, me hizo incluso bailar, y yo no estaba acostumbrado a eso. Cuando me di cuenta de que sentía más de lo que debía, me alejé de ella, pero regresé, pues esa mujer me atraía como un imán.A partir de ese momento comenzamos una relación plagada de fantasía y erotismo, en la que disfruté enseñando a Judith a gozar del sexo de una manera que ella nunca había imaginado. Y tú, ¿te atreves a descubrir el lado sumiso, dominante y voyeur que todos llevamos dentro?