Lo inconsciente social

Lo inconsciente social . Obra póstuma II

. Obra póstuma II
Editorial
Ediciones Paidós
Materia
Psicología | Sociedad y cultura general
Traductor
Fuente Herrero, Eloy
Colección
Nueva Biblioteca Erich Fromm
Encuadernación
Tapa blanda o Bolsillo
Nº páginas
168
ISBN
978-84-493-0862-8
EAN
9788449308628
Dimensiones
210 x 135 mm.
Peso
160
Fecha publicación
01-07-2003
Precio
14.00€ (13.46€ sin IVA)

Autor

Erich Fromm ( Frankfurt, 1900 ? Suiza 1980) . Empezó la carrera de derecho pero rápidamente se desplazó a la Universidad de Heidelberg para estudiar sociología y más tarde a Berlín para cursas estudios de psicoanálisis. En 1930 es invitado por Max Horkheimer para dirigir el departamento de Psicología del Instituto de Sociología de Frankfurt. Y en 1934, tras la escalada nazi, huye a Estados Unidos. En 1943 fue uno de los miembros fundadores de la filial neoyorquina de la Washington School of Psychiatry, tras lo cual colaboró con el William Alanson White Institute of Psychiatry, Psychoanalysis, and Psychology. En la década de los años sesenta ocupó una cátedra en la Michigan State University. Se retiró en 1965 y se trasladó a Suiza donde murió. Erich Fromm está considerado como uno de los pensadores más influyentes del siglo XX, sobre todo por su capacidad para conjugar la profundidad y la simplicidad en un estilo accesible y transparente. Su teoría proviene de la mezcla de las raíces religiosas de su familia y la combinación de Freud, el inconsciente, y Marx el determinismo social. Fromm añadió a la ecuación la idea de libertad. Durante los años 40 Fromm desarrolló una importante labor editorial, publicando varios libros luego considerados clásicos sobre las tendencias autoritarias de la sociedad contemporánea. Es autor de El amor a la vida, La condición humana actual, El arte de escuchar o Del tener al ser, entre las 20 obras que ha publicado Ediciones Paidós.

Sinopsis

Este volumen expone por primera vez el proyecto de Erich Fromm referente a la revisión humanista y dialéctica del psicoanálisis, que, como cualquier otra, debe atender sobre todo al significado de la sexualidad. A partir de ahí, es decir, de la doctrina de Freud, acaba derivándose una psicología social analítica en la que el hombre se entiende ante todo, como ser social. En este sentido, lo inconsciente interesa en primer lugar como lo inconsciente social y lo reprimido social, mientras que los impulsos del hombre se analizan como obedeciendo a lo contradictorio y específicamente humano de su situación, que se manifiesta en unas necesidades peculiares de su personalidad, y cuya satisfacción obtiene siempre de modo social. Como afirma el propio Fromm: "Mis conocimientos de sociología y mi interés por ella me llevaron primariamente a aplicar el psicoanálisis a los problemas sociales y culturales? De ahí vino mi postura crítica frente a un entendimiento demasiado estricto de la teoría freudiana, y empecé a modificarla. Quise ser fiel a los capitales descubrimientos de Freud, pero sustituyendo su filosofía material mecanicista por una filosofía humanista. El hombre no es una máquina regulada por una química de tensión y relajación. Antes bien, el fundamento de mi teoría es éste: el hombre es una totalidad y tiene la necesidad de estar relacionado con el mundo."