El próximo funeral será el tuyo Especial

Autor/a: Chocarro, Estela

Chocarro, Estela

Editorial:
Maeva Ediciones
ISBN:
978-84-16363-74-2
978-84-16363-74-2 / Maeva Ediciones
9,90€
(9,52€ sin IVA)
Reservar y recoge en tu librería preferida

Disponible en 161 librerías

Stock en librería
Disponible en 2-3 Días

Buscar librerías en:

    Ficha Técnica

    Materias:
    Género policíaco y misterio
    Editorial:
    Maeva Ediciones
    Colección:
    Mistery plus
    Encuadernación:
    Cartoné
    País de publicación :
    España
    Idioma de publicación :
    Castellano
    Idioma original :
    Castellano
    Autor:
    Chocarro, Estela
    ISBN:
    978-84-16363-74-2
    EAN:
    9788416363742
    Dimensiones:
    150 x 230 mm.
    Nº páginas:
    280
    Fecha publicación :
    14-01-2016
    Más sobre el autor

    Chocarro, Estela


    Más títulos de Chocarro, Estela

    Los lectores opinan

    ELPRÓXIMO FUNERAL SERÁ EL TUYO

    Por: Vicente G.

    SUSPENSE

    EL PRÓXIMO FUNERAL SERÁ EL TUYO de Estela Chocarro Leí esta novela en noviembre del dieciséis. En mi comentario en la primera página, en la dedicación del autor de la novela generalmente a sus padres, anoté que es una novela muy trabajada. Y es que viene a ser como una pieza coral con varios –demasiados- personajes a los que hay que poner líneas bien para el narrador y sus descripciones bien para demostrar que también se sabe construir diálogos. El relato parece que está excesivamente troceado para facilitar su deglución. ¿Desconfianza de primerizo? Bien escrito. Estructura de puzle, al final resulta cansino. Se premió como libro del año en 1912, lo conocí en el 16 con tapa dura, en oferta limitada a precio especial de 9, 90 euros, cuando hoy se anuncia por 18 euros largos y/o repite a 9,90 euros. He vuelto a fijarme en la novela por la carátula de la portada: la torre de una iglesia que asocié con los tejados de la Catedral Vieja de Vitoria en una reciente revisión televisiva de la adaptación cinematográfica de “El silencio de la ciudad blanca”. He releído esta “El próximo funeral será el tuyo” de Estela Chocarro y me permito con su beneplácito exponer mi opinión. La autora presenta además dos obras más del mismo género detectivesco en la misma editorial: “Nadie ha muerto en la Catedral” y “Te daré un beso antes de morir” que parece que se ofertan por un precio individual inferior a los 10 euros. Si es así y no aparecen dificultades de adquisición, me haré con ellas. Sobre esta novela “El próximio…” me confirmo en la impresión que emití entonces, pero el tiempo no ha pasado en balde ni para la novela que, al parecer, fue la primera publicación de la autora ni para el gusto de los lectores. Verdad es que, a veces, en sus descripciones de viaje parece el manual de una guía de turismo. Tal vez, las descripciones debió dedicarlas a los perfiles de los personajes que no son sino espantapájaros sin vida, sin pasado ni relación, salvo lo contado por la voz de quien narra. Sigo pensando que está bastante trabajada en su estructura pero insuficiente en su desarrollo de las relaciones a través de los años entre los personajes, relaciones que al lector no se le explican , se le dan. El lector no descubre. Parece curioso que no se haya aplicado más esmero en la creación del personaje de Rebeca. Ya las primeras actividades de la veraneanta recién llegada al pueblo la distancian del lector. Y, al final, en el juego del cruce de intereses de los personajes,-con rasgos apenas esbozados-, lo que el lector, perdido en el recuento de arquivoltas de la narración espera es que se pare el carrusel y que se cierren las historias parciales antes del esprint final, ya que ha perdido la cuenta de las coincidencias de tiempos y acciones, y se ha quedado sentado con el coro de la residencia. Y termina recordando la escasa credibilidad de las pruebas argumentadas. Lo contado adolece de verosimilitud en situaciones y comportamientos. No basta decir más o menos expresamente que con la apariencia de cariño se disfraza la envidia… Aunque en esto de las novelas todo es cuestión de gustos. Del tiempo. Y de la moda.

    ELPRÓXIMO FUNERAL SERÁ EL TUYO

    Por: Vicente G.

    SUSPENSE

    EL PRÓXIMO FUNERAL SERÁ EL TUYO de Estela Chocarro Leí esta novela en noviembre del dieciséis. En mi comentario en la primera página, en la dedicación del autor de la novela generalmente a sus padres, anoté que es una novela muy trabajada. Y es que viene a ser como una pieza coral con varios –demasiados- personajes a los que hay que poner líneas bien para el narrador y sus descripciones bien para demostrar que también se sabe construir diálogos. El relato parece que está excesivamente troceado para facilitar su deglución. ¿Desconfianza de primerizo? Bien escrito. Estructura de puzle, al final resulta cansino. Se premió como libro del año en 1912, lo conocí en el 16 con tapa dura, en oferta limitada a precio especial de 9, 90 euros, cuando hoy se anuncia por 18 euros largos y/o repite a 9,90 euros. He vuelto a fijarme en la novela por la carátula de la portada: la torre de una iglesia que asocié con los tejados de la Catedral Vieja de Vitoria en una reciente revisión televisiva de la adaptación cinematográfica de “El silencio de la ciudad blanca”. He releído esta “El próximo funeral será el tuyo” de Estela Chocarro y me permito con su beneplácito exponer mi opinión. La autora presenta además dos obras más del mismo género detectivesco en la misma editorial: “Nadie ha muerto en la Catedral” y “Te daré un beso antes de morir” que parece que se ofertan por un precio individual inferior a los 10 euros. Si es así y no aparecen dificultades de adquisición, me haré con ellas. Sobre esta novela “El próximio…” me confirmo en la impresión que emití entonces, pero el tiempo no ha pasado en balde ni para la novela que, al parecer, fue la primera publicación de la autora ni para el gusto de los lectores. Verdad es que, a veces, en sus descripciones de viaje parece el manual de una guía de turismo. Tal vez, las descripciones debió dedicarlas a los perfiles de los personajes que no son sino espantapájaros sin vida, sin pasado ni relación, salvo lo contado por la voz de quien narra. Sigo pensando que está bastante trabajada en su estructura pero insuficiente en su desarrollo de las relaciones a través de los años entre los personajes, relaciones que al lector no se le explican , se le dan. El lector no descubre. Parece curioso que no se haya aplicado más esmero en la creación del personaje de Rebeca. Ya las primeras actividades de la veraneanta recién llegada al pueblo la distancian del lector. Y, al final, en el juego del cruce de intereses de los personajes,-con rasgos apenas esbozados-, lo que el lector, perdido en el recuento de arquivoltas de la narración espera es que se pare el carrusel y que se cierren las historias parciales antes del esprint final, ya que ha perdido la cuenta de las coincidencias de tiempos y acciones, y se ha quedado sentado con el coro de la residencia. Y termina recordando la escasa credibilidad de las pruebas argumentadas. Lo contado adolece de verosimilitud en situaciones y comportamientos. No basta decir más o menos expresamente que con la apariencia de cariño se disfraza la envidia… Aunque en esto de las novelas todo es cuestión de gustos. Del tiempo. Y de la moda.

    ELPRÓXIMO FUNERAL SERÁ EL TUYO

    Por: Vicente G.

    Policiaca

    EL PRÓXIMO FUNERAL SERÁ EL TUYO (II) de Estela Chocarro Tanto la estructura en capítulos breves como el estilo ligero de descripción facilitan la lectura durante las primeras ochenta páginas de las doscientas ochenta que componen la novela. No se emplea un estilo narrativo apropiado. El ritmo y la cadencia ayudan a la lectura pero incomodan en la comprensión del argumento de la trama y, al final, quedan flecos sueltos. La subtrama de los cuadros de Dalí además de no enriquecer la cultura artística del lector tampoco colabora en el relato principal. Es un relleno pedante y para epatar. El episodio de la cueva tobogán y el hallazgo en su interior, así como la herida en el mercado resultan excesivamente “novelescos”. No hay verosimilitud en situaciones y comportamientos. Los diálogos, en general, se presentan insulsos o simplemente aclaratorios para justificar personajes. Los trozos con relato turístico son cargantes porque entorpecen el ritmo de una novela pretendidamente policíaca. Ante la batuta del narrador omnisciente, a veces, el lector se siente tentado de pasar la hoja esperando algo que nunca le llega. Hay descripciones irrelevantes en la trama. Interrupciones e inverosimilitudes que se amontonan al final cuando ya el lector permite cualquier giro que el narrador le proponga porque ya palpa en la novela que no quedan hojas para un desenlace lucido. No se sorprenda tampoco el lector ante una novela de misterio, negra o policíaca porque las autoridades solo aparezcan para levantar cadáveres. A la rasmia volcada en la realización de esta novela hubo que añadir –y parece que no se realizó- una aplicación de los resultados de los sondeos realizados entre los gustos de los lectores de género: novela negra y criminal. Lenguaje llano, sencilla construcción sintáctica, siempre han sido elementos que colaboran en el éxito de las novelas, sin olvidar la realidad de ventas del pasado para entender los gustos de los lectores del presente. Si cuanto más o mejor conocemos un lugar, más fácil es para el lector creerse los personajes, eso parece decir que hay que escribir de algo que se conozca. En caso contrario estamos a un paso de la ilógica y de la incoherencia. Al terminar de leer la novela el lector termina sin ánimo para recordar las relaciones de personajes y situaciones descritas en las páginas ya cerradas. Más bien termina desinflado; cierra el libro, lo guarda. Rebeca no ha despertado su simpatía. (Ver comentario sobre esta novela en su página)

    Añadir comentario
    ¿No has encontrado lo que buscas?

    Prueba con una nueva búsqueda