Yo quiero ser...

Yo quiero ser...

Editorial
EDICIONES SM
Materia
Edad de interés: a partir de 6 años | FICCIÓN E HISTORIAS REALES INFANTILES Y JUVENILES
Ilustrador
Ross, Tony
Traductor
Cano, Isabel
Colección
Los piratas
Encuadernación
Cartoné
Nº páginas
30
ISBN
978-84-348-6318-7
EAN
9788434863187
Dimensiones
200 x 156 mm.
Peso
175
Fecha publicación
01-03-2005
Precio
5.70€ (5.48€ sin IVA)

Dónde comprarlo(1 librerías)

    Autor

    Tony Ross nació en Londres el 10 de agosto de 1938, aunque en la actualidad vive en Cheshire junto a su esposa Zoe. Estudió en la Escuela de Arte de Liverpool y en sus comienzos trabajó como historietista, diseñador gráfico y director artístico en una agencia de publicidad. En 1976 publicó su primer libro (Goldilocks and the Three Bears) y desde entonces no ha parado de ilustrar y escribir, tanto colaborando con otros autores consagrados, como Roald Dahl, Paula Danziger, Francesca Simon o Michael Palin, como elaborando sus propios libros infantiles. Entre sus obras más populares se encuentra una colección de cuentos de hadas adaptados, la serie del profesor extraterrestre Dr. Xangle (escrita junto a Jeanne Willis), la del perrito Towser y la colección del travieso Pablo Diablo (Horrid Henry en el mundo anglosajón).A lo largo de su prolífica carrera, Tony Ross ha cosechado numerosos premios, entre los que destacan las tres ocasiones que se llevó el Silver Paintbrush Award (en 1980, 1984 y 1995); el German Children's Book Prize de 1986 y el Dutch Silver Pencil Award como mejor autor extranjero. En el año 1987 fue número uno en ventas en Gran Bretaña. Varios de sus personajes tienen su propia serie de dibujos animados y han sido emitidos en televisión. Sus libros se han traducido a cuarenta lenguas en más de cien países. Además, ha ilustrado obras de ficción juvenil en el Reino Unido, Estados Unidos y Francia.

    Sinopsis

    La pequeña princesa se da cuenta de que ha crecido mucho y se está haciendo mayor. Como no sabe lo que tiene que hacer, pregunta a su madre, a su padre, al primer ministro, al almirante... ¡Cuántas respuestas! Sin ninguna duda, hacerse mayor es muy difícil.