Y así nos entendimos

Y así nos entendimos . Correspondencia 1949-1990

. Correspondencia 1949-1990
Editorial
Editorial Pre-Textos
Materia
DIARIOS, CARTAS Y DIARIOS DE NAVEGACIÓN
Colección
Biblioteca de Clásicos Contemporáneos
Encuadernación
Cartoné
Nº páginas
288
ISBN
978-84-17143-64-0
EAN
9788417143640
Dimensiones
170 x 110 mm.
Peso
295
Fecha publicación
03-09-2018
Precio
30.00€ (28.85€ sin IVA)
Los libreros recomiendan

Dónde comprarlo(85 librerías)

    Autor

    María Zambrano Alarcón (Vélez, Málaga, 1904 - 1991) fue pensadora, filósofa y ensayista. Su obra no fue reconocida hasta finales del siglo XX, tras su largo exilio. Este reconocimiento llegó de modo progresivo y con cierto afán de adscribirla a diferentes tendencias, grupos o generaciones. La propia autora desmiente en su obra y en su correspondencia esa política cultural de bandos, consignas y encasillamientos. Algunas de sus obras son «Horizonte del liberalismo» (1930), «Filosofía y poesía» (1939), «El hombre y lo divino» (1955), «La tumba de Antígona» (1967) o «El reposo de La Luz» (1986). Recibió ya al final de su vida los dos máximos galardones literarios concedidos en España: el Premio Príncipe de Asturias en 1981 y el Premio Cervantes en 1988.   Ramón Gaya (Murcia, 1910 - Valencia, 2005), colaborador de las Misiones Pedagógicas y exiliado tras la Guerra Civil, primero en Francia, luego en México y en Italia, nos ha dejado con sus pinturas y sus escritos una propuesta artística única en el panorama español que está hoy de plena actualidad porque plantea unas serie de interrogantes que no se circunscriben únicamente al terreno del arte y de la literatura, sino que invitan a una reflexión acerca de los problemas de la cultura contemporánea en general.

    Sinopsis

    Y así nos entendimos, escribió con mano temblorosa la pensadora María Zambrano, escasos meses antes de morir, a su entrañable amigo el pintor Ramón Gaya. Los documentos que se publican en este libro, muchos de ellos inéditos, son, sin duda, fieles testimonios de esta amistad. Pero, más allá de ello, también constituyen una parte de ese preciado tesoro histórico y cultural que se guarda en la memoria de los exiliados españoles, y encierran reveladores textos que orientan la comprensión de la trayectoria vital y de la obra que llevaron a cabo Gaya y Zambrano. La correspondencia intercambiada entre los exiliados que se vieron obligados a abandonar España tras la guerra civil constituyó un necesario recurso para mantener vivas sus relaciones personales, pero, además, sirvió de privilegiado cauce a través del cual poder compartir sus ideas, proyectos, dolores y anhelos. Resulta bien significativo del valor que le concedían, el gran esfuerzo que muchos de ellos, superando dificultades y traslados, tuvieron que hacer por conservar a lo largo de años las cartas, postales, tarjetas... No sólo encerraban recuerdos, sino el sentido de lo que eran y del destino de lo que hacían. Resulta, por tanto, plenamente justificado el que este legado no se pierda en el olvido, y que se haya venido acometiendo, desde diversos ámbitos, la ineludible tarea de publicar los restos de la memoria epistolar cruzada entre aquellos poetas, pintores, novelistas e intelectuales, desde fuera primero, y desde dentro, después, del país que un día se vieron obligados a abandonar.