Tres periodistas en la Revolución de Asturias

Tres periodistas en la Revolución de Asturias

Editorial
Libros del Asteroide
Materia
Reportajes y colección de artículos periodísticos
Traductor
TABÁKOVA, LILIANA
Colección
LIBROS DEL ASTEROIDE
Encuadernación
Tapa blanda o Bolsillo
Nº páginas
240
ISBN
978-84-17007-06-5
EAN
9788417007065
Dimensiones
200 x 125 mm.
Peso
520
Fecha publicación
09-10-2017
Precio
17.95€ (17.26€ sin IVA)
Los libreros recomiendan

Dónde comprarlo(151 librerías)

    Autor

    Información sobre el autor no disponible

    Sinopsis

    La madrugada del 5 de octubre de 1934, animados por una convocatoria de huelga general que fracasará en el resto de España, los mineros de Asturias se alzan contra las autoridades y toman el control de ayuntamientos y cuarteles de la Guardia Civil. Desde el gobierno de la República se opta por responder con toda la dureza posible para sofocar la «Comuna asturiana», que tardaría dos semanas en ser derrotada. El balance fue durísimo: casi 1.500 muertos, más de 2.000 heridos y más de 30.000 prisioneros. Manuel Chaves Nogales y Josep Pla ?corresponsales de los diarios Ahora y La Veu de Catalunya? fueron dos de los primeros periodistas que pudieron entrar en Asturias una vez restablecido el orden republicano; desde allí contaron los sucesos acaecidos durante las dos semanas anteriores, en las que se llegó a acuñar moneda propia y ciudades como Oviedo quedaron destrozadas. José Díaz Fernández, para quien los hechos eran muy cercanos, publicaría al año siguiente el libro Octubre rojo en Asturias, un reportaje novelado sobre el mismo tema. Este volumen recoge los textos de estos tres grandes escritores sobre la revolución de Asturias, un capítulo clave de la historia española del siglo XX.

    Los libreros recomiendan Reseña de www.loslibrerosrecomiendan.es

    "Tres periodistas en la revolución de Asturias", de Manuel Chaves Nogales, José Díaz Fernández y Josep Pla

    Enviado por Los Libreros Recomiendan el 21-12-2017

    Desde sus mismos inicios, la editorial barcelonesa Libros del Asteroide ha dedicado una de sus líneas de trabajo a la recuperación de libros españoles de entreguerras escritos con especial maestría, ese tipo de libros influyentes que todo el mundo cita pero a los que casi nadie accede, por descatalogados, por difíciles. Desde que en 2007 reeditó el trepidante reportaje de Manuel Chaves Nogales sobre El maestro Juan Martínez que estaba allí, hemos podido leer en su catálogo hitos del periodismo como el Viaje a la aldea del crimen de Ramón J. Sender, De París a Monastir de Gaziel o Cuando yunque, yunque. Cuando martillo, martillo, de Augusto Assía, aparte del resto de libros de Chaves Nogales o de la Vida de Manolo contada por él mismo, la biografía de Manuel Hugué que escribió Josep Pla. En todo ese proceso de rescates algo ha tenido que ver siempre Jordi Amat, quien durante sus años de estudiante había trabajado en la Universidad el tema de las biografías, y diez años después, convertido Amat en lo que muchos siempre supimos que sería (esto es, el hispanista más brillante de su generación), sigue teniendo buenas ideas: tras ocuparse de los citados libros de Gaziel y de Pla, ahora (y al tiempo que publica en Anagrama La conjura de los irresponsables, su particular veredicto sobre "el tema de nuestro tiempo"...) ha reunido en un solo volumen los testimonios de tres escritores sobresalientes sobre los sucesos revolucionarios de octubre de 1934, especialmente intensos en Asturias, y contados en este libro de tres modos muy diferentes pero complementarios, más que incompatibles, y en todo caso magistrales. Se reproduce íntegro (y buena falta que hacía...) Octubre rojo en Asturias, la narración que el escritor y político comunista asturiano José Díaz Fernández escribió con cierta épica en 1935, meses después de los acontecimientos, con pseudónimo y con cierta ingenuidad, pero con auténtica verdad literaria, con fuerza narrativa y honestidad personal, aunque con un candor muy de ese tiempo, tanto en lo estilístico como en lo ideológico. En contraste, está la lucidez admirable del sevillano Manuel Chaves Nogales, progresista y demócrata a toda costa, y la mirada siempre curiosa y graciosa del catalán Josep Pla, conservador y escéptico como pocos. Antirrevolucionarios ambos (y ambos estuvieron desde pronto en los lugares de los hechos, como corresponsales, respectivamente, de Ahora y La Veu de Catalunya), es sin embargo Pla el más crítico con socialistas y anarquistas (y, de paso, con Esquerra Republicana de Catalunya, a quienes considera cómplices directos de las algaradas en toda España). "El deber sagrado de la objetividad y de la verdad siempre ha primado en mí por encima de todo lo demás", afirma Pla, sin embargo, antes de pasar a describir con indisumulada admiración la notable organización que los insurrectos impusieron en las zonas mineras ocupadas por ellos. Pero el diagnóstico final es firme, y una vez más muy hostil contra los políticos de esa Segunda República Española sobre la que Pla escribiría una serie de libros para Destino en el mismísimo 1940: "Si las cosas de Asturias no sirven, con su terrible e implacable experiencia, para modificar la política anarquizante del Bienio, no habrán tenido ninguna utilidad y acumularán sobre las vergüenzas pasadas las nuevas vergüenzas".