Noches Blancas
Noches Blancas

Noches Blancas

Dostoievski, Fiódor

Editorial:
Nórdica Libros
ISBN:
978-84-16440-04-7
San Petersburgo, su luz, sus casas y sus avenidas son el escenario de esta apasionada novela. En una de esas «noches blancas» que se dan en la ciudad rusa durante la época del sols... Más información
Editorial:
Nórdica Libros
Ilustrador:
Troshinsky, Nicolai
Traductor:
Sánchez-Nieves, Marta
Colección:
Ilustrados
Encuadernación:
Libro
País de publicación :
España
Idioma de publicación :
Español
Idioma original :
Ruso
ISBN:
978-84-16440-04-7
EAN:
9788416440047
Dimensiones:
190 x 130 mm.
Peso:
229 gramos
Nº páginas:
128
Fecha publicación :
06-06-2015
18,00€
(17,31€ sin IVA)
Comprar Reservar y recoge en tu librería preferida
Disponible en 198 librerías

Dónde encontrar "Noches Blancas"

Stock en librería
Disponible en 2-3 Días

Disponible en 198 librerías

    Sinopsis

    Sinopsis de: "Noches Blancas"

    San Petersburgo, su luz, sus casas y sus avenidas son el escenario de esta apasionada novela. En una de esas «noches blancas» que se dan en la ciudad rusa durante la época del solsticio de verano, un joven solitario e introvertido narra cómo conoce de forma accidental a una muchacha a la orilla del canal. Tras el primer encuentro, la pareja de desconocidos se citará las tres noches siguientes, noches en las que ella, de nombre Nástenka, relatará su triste historia y en las que harán acto de presencia, de forma sutil y envolvente, las grandes pasiones que mueven al ser humano: el amor, la ilusión, la esperanza, el desamor, el desengaño.

    Recomendado en: Las librerías recomiendan

    Verano 2015

    Escrito por: Los Libreros Recomiendan

    Fuente

    «Un buen librero es aquel que sabe captar los intereses del público que visita su establecimiento, sugerir, incitar.

    Un buen librero es aquel que tiene un criterio y que sabe impregnar de él su establecimiento. Nada más aburrido y triste que un librero que se dedique a sentar cátedra y “chulear” de sabio. Para mi desgracia cada vez tengo menos tiempo para leer, enorme paradoja. El oficio librero en nuestro país es cada vez más complejo y difícil.

    Un buen librero necesita un montón de conocimientos que afectan a multitud de saberes y una sólida base cultural, unos buenos conocimientos empresariales. Añadir don de gentes, simpatía, eficacia, responsabilidad...

    Un buen librero es aquel que sabe que tan importante es tratar con un catedrático como con un niño de doce años; que tan fundamental es saber encontrar un libro, por difícil que sea, que pasar el plumero con ganas por las mesas de novedades. Los libreros españoles, a diferencia de los alemanes o franceses, carecemos de una formación específica de nuestro oficio. Somos autodidactas con graves carencias de conocimientos.

    Me irritan los libreros que dan malos consejos, pero también aquellos que tratan mal a su público o que se sitúan por encima del bien y del mal. La verdad, también me irrito conmigo mismo… Me olvidaba: imprescindibles la paciencia, el sentido del humor y el saber reírse de uno mismo.»

    Paco Goyanes, Librería Cálamo (Zaragoza).

    Hace ya un tiempo que nuestro admirado Paco Goyanes respondía de este modo a la pregunta "¿qué se necesita para ser un buen librero?", pero, ¿acaso no siguen siendo vigentes sus palabras?

    En este espacio recogemos una docena de recomendaciones que un buen grupo de buenos libreros ha querido acercar a todos nuestros amigos, a todos aquellos que siguen deseando encontrarse con un buen librero, ya sea en la librería, ya sea en la red. ¡Esperamos que os guste!

    Más sobre

    Dostoievski, Fiódor

    Fedor Mijailovich Dostoyevski nació el 11 de noviembre de 1821 en Moscú (Rusia), el segundo de siete hijos de Mijaíl Dostoyevski, un médico de carácter severo que trabajaba en el hospital para pobres Mariinski de la capital rusa, y su esposa María Fiódorovna. Cuando Fedor contaba once años de edad, su padre adquirió unas tierras en la aldea de Darovoye, en la provincia de Tula, y la familia se mudó allí. Junto a su hermano Mijaíl, ingresó en 1834 en el pensionado de Chermark para realizar los estudios de secundaria. Sin embargo, su madre falleció prematuramente de tuberculosis tres años más tarde, y su padre, sumido en la depresión y el alcoholismo, decidió enviarlos a la Escuela de Ingenieros Militares de San Petersburgo, donde el joven Fedor comenzó a apasionarse por la literatura, con las lecturas de Shakespeare, Víctor Hugo o E.T.A. Hoffmann, y a escribir sus primeros textos.   Tan solo dos años después, en 1839, recibió la noticia de la muerte de su padre quien, al parecer, fue asesinado por sus propios siervos tras uno de sus arranques violentos cuando se hallaba borracho. Finalizó sus estudios de Ingeniería en 1843, logrando el grado militar de subteniente. Luego se incorporó a la Dirección General de Ingenieros en San Petersburgo, aunque también trabajó como traductor.   En 1846 publicó su primera novela, Pobres gentes, que tuvo un efímero éxito. Tres años después, fue encarcelado por pertenecer a un grupo intelectual llamado el Círculo Petrashevski, acusado de conspirar en contra del zar Nicolás I. Fue condenado a muerte, aunque finalmente la pena fue conmutada por cinco años de trabajos forzados en Siberia, donde pasó terribles momentos y se refugió en la lectura de la Biblia. Liberado en 1854, volvió al ejército como soldado raso. Los siguientes cinco años los pasó como cabo en el Batallón de la Séptima Línea del Regimiento estacionado en la fortaleza de Semipalatinsk en Kazakstán. Durante este tiempo conoció a María Dmitrievna Isaeva, con la que se casó posteriormente.   Dostoyevski regresó a San Petersburgo en 1860, donde fundó junto a su hermano varios periódicos literarios sin repercusión alguna. La presión de los acreedores le hizo dejar el país y viajar por Berlín, París, Ginebra, Turín, Florencia y Viena, antes de volver de nuevo a San Petersburgo. La temprana muerte de su esposa, en 1864, y la de su hermano tan solo un año después, fueron un duro golpe al que se sumaron las deudas contraídas. Se sumió en una profunda depresión, a la par que acumulaba más y más deudas en los salones de juego, adicción que le llevó a escribir la novela El jugador, publicada en 1867. Poco antes había comenzado también la redacción de Crimen y castigo, su obra magna, que publicó por partes en la revista El mensajero ruso con gran éxito.   Volvió a casarse con Anna Grigórievna, con la que se trasladó a Ginebra. La primera hija del matrimonio falleció al poco de nacer en 1868, lo que resultó un nuevo mazazo emocional para el escritor. La pareja viajó por Italia y recalaron en Dresde en 1869, donde nació su segunda hija. Dostoyevski siguió escribiendo y publicando, gracias a lo cual la familia pudo sobrevivir a duras penas. El idiota, El eterno marido, o Los endemoniados fueron los títulos que vieron la luz en esta época.   La pareja volvió a Rusia en 1871, donde nació su primer hijo varón, y Fedor se encargó de la redacción de un semanario, a la vez que publicaba Los demonios a través de su propia editorial con un considerable éxito. Su última obra, considerada por él mismo como su mejor trabajo, fue Los hermanos Karamázov, finalizada pocos meses antes de su muerte, ocurrida el 9 de febrero de 1881 en San Petersburgo.
    Más títulos de Dostoievski, Fiódor
    Los lectores opinan

    Valoraciones y comentarios

    Audiolibro de 'Noches blancas'

    Por: Audiolibros en Castellano

    Noches blancas

    Comparto con vosotros un audiolibro de Noches blancas. Espero que ayude a aquellos que tengan dificultades para leer o por cualquier motivo no tengan acceso al libro. https://audiolibrosencastellano.com/fedor-dostoyevski/noches-blancas Un saludo :)

    Añadir comentario