Neuromante nº 01/03
Neuromante nº 01/03

Neuromante nº 01/03

Gibson, William

Editorial:
Minotauro
ISBN:
978-84-450-0940-6
Case era el mejor vaquero del ciberespacio: se ganaba la vida robando información y traspasando defensas electrónicas. Pero cometió el error de traicionar a la gente equivocada y c... Más información
Editorial:
Minotauro
Traductor:
Tejera Expósito, David
Colección:
MINOTAURO
Encuadernación:
Tapa blanda o Bolsillo
País de publicación :
España
Idioma de publicación :
Español
Idioma original :
Inglés
ISBN:
978-84-450-0940-6
EAN:
9788445009406
Dimensiones:
230 x 150 mm.
Peso:
446 gramos
Nº páginas:
304
Fecha publicación :
24-03-2021
17,95€
(17,26€ sin IVA)
Comprar Reservar y recoge en tu librería preferida
Disponible en 315 librerías

Dónde encontrar "Neuromante nº 01/03"

Stock en librería
Disponible en 2-3 Días

Disponible en 315 librerías

    Sinopsis

    Sinopsis de: "Neuromante nº 01/03"

    Case era el mejor vaquero del ciberespacio: se ganaba la vida robando información y traspasando defensas electrónicas. Pero cometió el error de traicionar a la gente equivocada y como castigo dañaron su sistema nervioso con una toxina que extinguió su talento micrón a micrón. Desterrado del ciberespacio y prisionero en la cárcel de su cuerpo físico, Case coquetea con la muerte en los suburbios ultratecnológicos. Hasta que se ve envuelto en un peligroso plan de objetivo desconocido que le ofrece una segunda oportunidad, y una cura, a cambio de un precio...

    Recomendado en: Las librerías recomiendan

    "Neuromante" de William Gibson

    Escrito por: Librería Dorian

    Fuente

    El ciberespacio. La red. El mar de datos que lo llamaban en la Ghost in the Shell de Mamoru Oshii. El ciberespacio. Es muy probable que, en alguna parte del mundo, alguien pronuncie la palabra sin saber que la acuñó William Gibson en su relato "Johnny Mnemonic". En este paisaje de información pura, inimaginablemente más complejo que nuestra actual internet, las fronteras físicas de teclado y ratón han desaparecido, sustituidas por conexiones directas a través de implantes craneales. Un universo virtual regido por leyes propias, donde todo se mide por el ancho de banda. Un macrocosmos estridente que se mueve a ritmo de synthwave y la velocidad de un haz de fotones. Y mientras el ciberespacio brilla y crece, en Neuromante el mundo real se agria y se pudre. Un cadáver desnudo donde la humanidad languidece y trapichea como pixeles muertos recorriendo un monitor obsoleto. Una carroña dominada por las megacorporaciones zaibatsu, empresas de alcance planetario, que han instaurado regímenes totalitarios bajo un espejismo tecnológico. Compra. Consume. Vuelve a comprar. Frente a ellas tenemos a los cowboys, como el protagonista de la novela, individuos de mentalidad contestataria, que surfean el ciberespacio en pos de la creación de una conciencia global compartida, libre del yugo de las corporaciones. Pero Neuromante no se detiene ahí, y el autor también nos habla de temas ya clásicos de la ciencia ficción. En este caso de la invasión del cuerpo mediante prótesis cibernéticas e implantes, y la del cerebro a través de interfaces CPU-mente y neuroinjertos. Se diluye así la esencia humana en pos de un híbrido cromado, un cyborg que nos acerca un paso más al transhumanismo y a la singularidad, y nos aleja, a un tiempo, de la caverna. Y Neuromante es, también, en última instancia, la historia de una inteligencia artificial, Wintermute, con anhelos de trascendencia y divinidad. Una voz surgida del propio flujo de datos del ciberespacio, una Venus nacida, ping a ping, de la espuma virtual de un océano de información. Neuromante es una novela extraña por su fuerza visionaria, y ardua por el carácter hermético de sus postulados. Gibson maneja una objetividad casi quirúrgica, una suerte de método científico aplicado con fines literarios. Toma ideas y las lleva hasta sus últimas consecuencias, y produce una sobrecarga sensorial en el lector que es casi un mal viaje de LSD. Como artefacto novelesco, Neuromante posee una imaginación apabullante, y da muestras del genio literario que hay detrás. Un pavoroso ejercicio de anticipación, que funciona con la precisión de los transistores de un microprocesador y que, como la mejor ciencia ficción, usa el futuro para hablarnos de nuestro presente.

    Bienvenidos al Invierno Mudo.

    Sergio García, Librería Dorian (Huelva)

    Más sobre

    Gibson, William

    William Gibson es uno de los escritores de ciencia ficción más influyentes y elogiados del mundo. Es autor de doce novelas (incluyendo La máquina diferencial coescrita con Bruce Sterling), una antología de relatos (Quemando cromo) y una colección de ensayos (Distrust That Particular Flavor). Considerado un visionario, difunde un potente discurso acerca de nuestros deseos culturales, miedos y obsesiones sobre temas como las multinacionales, la política global, los datos computarizados, la ingeniería genética, la cibernética, el miedo a lo tecnológico y, en última instancia, el significado de ser humano en una era infinitamente compleja. Su famosa novela Neuromante acuñó el término «ciberespacio» y nos ofreció la primera aproximación a Internet. En siguientes obras superventas, Gibson nos ofreció descripciones proféticas y convincentes de lo que sería la prensa del corazón, la tele realidad y la nanotecnología. Su obra se ha visto influida por la de otros autores y académicos, además de por la tecnología, la cultura popular, el arte y la música. Gibson también ha colaborado en numerosas ocasiones en el campo de las artes escénicas, la música y el cine. Actualmente vive en Vancouver con su mujer.
    Más títulos de Gibson, William
    Los lectores opinan

    Valoraciones y comentarios

    No hay comentarios, sé el primero en comentar

    Añadir comentario
    Te puede interesar

    Estanterías relacionadas

    Ver todas