Mapocho
Mapocho

Mapocho

Fernández, Nona

Editorial:
Editorial Minuscula
ISBN:
978-84-120920-9-7
«Si nos miramos en la memoria del Mapocho –dice Nona Fernández en el epílogo que cierra este volumen– veremos basura y mugre, cuerpos sin vida, pedazos de un relato cíclico que par... Más información
Editorial:
Editorial Minuscula
Colección:
Tour de force
Encuadernación:
Tapa blanda o Bolsillo
País de publicación :
España
Idioma de publicación :
Español
Idioma original :
Español
ISBN:
978-84-120920-9-7
EAN:
9788412092097
Dimensiones:
210 x 140 mm.
Peso:
316 gramos
Nº páginas:
244
Fecha publicación :
23-09-2020
18,50€
(17,79€ sin IVA)
Comprar Reservar y recoge en tu librería preferida
Disponible en 210 librerías

Dónde encontrar "Mapocho"

Stock en librería
Disponible en 2-3 Días

Disponible en 210 librerías

    Sinopsis

    Sinopsis de: "Mapocho"

    «Si nos miramos en la memoria del Mapocho –dice Nona Fernández en el epílogo que cierra este volumen– veremos basura y mugre, cuerpos sin vida, pedazos de un relato cíclico que parece decirnos que todo es como siempre, y que vagamos condenados de un siempre a otro siempre. Creo que escribí este libro intentando romper ese hechizo. Recogiendo toda la mugre que encontré en el río, atendiéndola como se atiende un llamado de auxilio. Y es que el Mapocho está ahí, siempre lo ha estado, fluyendo en el patio de nuestra casa, morocho, mugriento y hediondo, intentando recordar algo nuestro que no sabemos o no queremos saber. Sobre ese algo quise escribir.» "Mapocho" se adentra en las regiones más oscuras del pasado de una ciudad, Santiago, y de todo un país, Chile, para relatar el destino de la protagonista, la magnética Rucia. Libro fundacional, de prosa envolvente, en él saltan a la vista todos los elementos que han situado a Nona Fernández entre las más relevantes narradoras contemporáneas.

    Recomendado en: Las librerías recomiendan

    "Mapocho" de Nona Fernández

    Escrito por: Librería de Mujeres

    Fuente

    Nona Fernández Siles (Santiago de Chile, 1971) es una reputada escritora y actriz que cuenta en su haber con varios textos teatrales, cuentos y novelas que han obtenido diversos premios. El año 2018, cuando la editorial Minúscula (una de esas editoriales exquisitas que siempre hay que tener en cuenta) publicó Chilean Electric y tuve el placer de leerla, supe que acababa de descubrir una nueva autora de referencia. Me lancé, entonces, a la búsqueda y captura de sus obras y leí con asombro Voyager y La dimensión desconocida, ambas publicadas por Random House en nuestro país. Totalmente subyugada por la escritura de la chilena, al ver un nuevo título en las novedades me abalancé, voraz, sobre él. Así, impaciente y fascinada, leí Mapocho, reeditada en Chile en 2019 y republicada en España, de nuevo por Minúscula, en septiembre de 2020. Mapocho es el nombre de un río que nace en la cordillera andina y atraviesa durante algo más de treinta kilómetros la ciudad de Santiago de Chile, la ciudad cuyas calles quedaron sin volver a pisar tantas personas. Un río que arrastra los desechos de la capital chilena hasta el río Maipo, que culmina en el Pacífico. Un río, como tantos otros, que la acción humana ha convertido en un flujo “hediondo”, o, en palabras de la autora: “El Mapocho es hediondo, está lleno de caca y de muertos, lo sé, pero dicen que al final se encuentra el mar” (p.175). Mapocho es, también, el título de la primera novela publicada por Nona Fernández Siles (en 2002) y que ahora vuelve, apenas modificada, a estar disponible para la lectura en nuestro país. La novela se estructura en cuatro partes que llevan los títulos de Cabezas y ombligos, Diablos y muertos, Padres y guachos y La Rucia y el Indio, a las que se suma un breve texto de la autora, escrito para esta edición con el título de Hechizo de mierda (a modo de epílogo). Cada parte se divide en varios capítulos, sin título, y en todas ellas la narración se desarrolla en un lenguaje coloquial, ajeno a lo académico y plagado de “chilenismos” que contribuyen a enriquecer el texto y darle veracidad. La historia es la de la Rucia y el Indio, hermanos que vienen de: ”La misma tripa hedionda, el mismo hoyo que almacena pelusas y mugre” (p. 24). Es, también, la historia de la madre y el padre (Fausto), la de la agüela, la del barrio. Es la historia de una casa, de una ciudad, de un río y sus puentes, de padres y presidentes: la historia de Chile, la otra historia, la que mira la cara oculta, las voces silenciadas, las vidas y las muertes de quienes habitan sitios a los que hasta la Virgen del Cerro, la que “vino de Francia” da la espalda: “(…) Cada vez que te pierdas, Rucia, recuerda que vivimos mirando el poto de la virgen. La doña no tiene ojos para nosotros, solo mira a los que están del otro lado del río, así es que mientras el resto de la ciudad le reza a su cara piadosa, nosotros nos conformamos con su traste, que por lo demás no está nada mal, todo blanco y de loza, todo casto y puro, el poto de la virgen” (p. 28). Mapocho es una novela que fluye sin estancarse, que narra desde lo concreto las mentiras de la Historia oficial, que reivindica, que grita, que pone voz a quienes no la tienen, que exige justicia. En estos momentos en que se debate en nuestro país la necesidad de una Ley de Memoria Democrática leer Mapocho es leer nuestro pasado silenciado y escuchar a nuestros muertos porque: “El pasado tiene la clave. Es un libro abierto con todas las respuestas. Basta mirarlo, revisar sus páginas y abrir los ojos con cuidado para caer en cuenta. El pasado es un lastre del que no hay cómo librarse. Es mejor adoptarlo, darle un nombre, aguacharlo bien aguachado bajo el brazo, porque de lo contrario pena como un ánima con los rostros más inesperados. Tortura con la forma de un olor, de una música, a veces de un sueño” (pp. 191-192). Lean Mapocho. Démosle una oportunidad al futuro. Izaskun Legarza Negrín, Librería de Mujeres de Canarias (Santa Cruz de Tenerife)        

    Recomendado en: Las librerías recomiendan

    "Mapocho" de Nona Fernández

    Escrito por: Librería de Mujeres

    Fuente

    Nona Fernández Siles (Santiago de Chile, 1971) es una reputada escritora y actriz que cuenta en su haber con varios textos teatrales, cuentos y novelas que han obtenido diversos premios. El año 2018, cuando la editorial Minúscula (una de esas editoriales exquisitas que siempre hay que tener en cuenta) publicó Chilean Electric y tuve el placer de leerla, supe que acababa de descubrir una nueva autora de referencia. Me lancé, entonces, a la búsqueda y captura de sus obras y leí con asombro Voyager y La dimensión desconocida, ambas publicadas por Random House en nuestro país. Totalmente subyugada por la escritura de la chilena, al ver un nuevo título en las novedades me abalancé, voraz, sobre él. Así, impaciente y fascinada, leí Mapocho, reeditada en Chile en 2019 y republicada en España, de nuevo por Minúscula, en septiembre de 2020. Mapocho es el nombre de un río que nace en la cordillera andina y atraviesa durante algo más de treinta kilómetros la ciudad de Santiago de Chile, la ciudad cuyas calles quedaron sin volver a pisar tantas personas. Un río que arrastra los desechos de la capital chilena hasta el río Maipo, que culmina en el Pacífico. Un río, como tantos otros, que la acción humana ha convertido en un flujo “hediondo”, o, en palabras de la autora: “El Mapocho es hediondo, está lleno de caca y de muertos, lo sé, pero dicen que al final se encuentra el mar” (p.175). Mapocho es, también, el título de la primera novela publicada por Nona Fernández Siles (en 2002) y que ahora vuelve, apenas modificada, a estar disponible para la lectura en nuestro país. La novela se estructura en cuatro partes que llevan los títulos de Cabezas y ombligos, Diablos y muertos, Padres y guachos y La Rucia y el Indio, a las que se suma un breve texto de la autora, escrito para esta edición con el título de Hechizo de mierda (a modo de epílogo). Cada parte se divide en varios capítulos, sin título, y en todas ellas la narración se desarrolla en un lenguaje coloquial, ajeno a lo académico y plagado de “chilenismos” que contribuyen a enriquecer el texto y darle veracidad. La historia es la de la Rucia y el Indio, hermanos que vienen de: ”La misma tripa hedionda, el mismo hoyo que almacena pelusas y mugre” (p. 24). Es, también, la historia de la madre y el padre (Fausto), la de la agüela, la del barrio. Es la historia de una casa, de una ciudad, de un río y sus puentes, de padres y presidentes: la historia de Chile, la otra historia, la que mira la cara oculta, las voces silenciadas, las vidas y las muertes de quienes habitan sitios a los que hasta la Virgen del Cerro, la que “vino de Francia” da la espalda: “(…) Cada vez que te pierdas, Rucia, recuerda que vivimos mirando el poto de la virgen. La doña no tiene ojos para nosotros, solo mira a los que están del otro lado del río, así es que mientras el resto de la ciudad le reza a su cara piadosa, nosotros nos conformamos con su traste, que por lo demás no está nada mal, todo blanco y de loza, todo casto y puro, el poto de la virgen” (p. 28). Mapocho es una novela que fluye sin estancarse, que narra desde lo concreto las mentiras de la Historia oficial, que reivindica, que grita, que pone voz a quienes no la tienen, que exige justicia. En estos momentos en que se debate en nuestro país la necesidad de una Ley de Memoria Democrática leer Mapocho es leer nuestro pasado silenciado y escuchar a nuestros muertos porque: “El pasado tiene la clave. Es un libro abierto con todas las respuestas. Basta mirarlo, revisar sus páginas y abrir los ojos con cuidado para caer en cuenta. El pasado es un lastre del que no hay cómo librarse. Es mejor adoptarlo, darle un nombre, aguacharlo bien aguachado bajo el brazo, porque de lo contrario pena como un ánima con los rostros más inesperados. Tortura con la forma de un olor, de una música, a veces de un sueño” (pp. 191-192). Lean Mapocho. Démosle una oportunidad al futuro. Izaskun Legarza Negrín, Librería de Mujeres de Canarias (Santa Cruz de Tenerife)        

    Más sobre

    Fernández, Nona

    Nona Fernández nació en Santiago de Chile en 1971. Es actriz y escritora. Ha publicado el volumen de cuentos "El Cielo"(2000) y las novelas "Mapocho" (2002), "Av. 10 de Julio Huamachuco" (2007), ambas ganadoras del Premio Municipal de Literatura de Santiago, "Fuenzalida" (2012), "Space Invaders" (2013), "Chilean Electric" (2015), ganadora del premio Mejores obras publicadas del Consejo Nacional del Libro y la Lectura, y "La dimensión desconocida" (2016), distinguida con el Premio Sor Juana Inés de la Cruz, que otorga la Feria del Libro de Guadalajara. También es autora de las obras de teatro "El taller" (2012) y "Liceo de niñas" (2016), ambas estrenadas por su compañía, La Pieza Oscura. Algunos de sus libros han sido traducidos al italiano, el francés, el alemán y el inglés.
    Más títulos de Fernández, Nona
    Los lectores opinan

    Valoraciones y comentarios

    No hay comentarios, sé el primero en comentar

    Añadir comentario
    Te puede interesar

    Estanterías relacionadas

    Ver todas