La gata que aprendió a escribir

Autor/a: Muñoz Puelles, Vicente
Ilustrador/a: Villamuza, Noemí

Muñoz Puelles, Vicente / Villamuza, Noemí

Editorial:
ANAYA INFANTIL Y JUVENIL
ISBN:
978-84-678-2894-8
Sinopsis
¿Quién ha escrito la carta que papá ha encontrado en su mesa? Julieta, una de las gatas de la familia, ha decidido comunicarse con su amo. Pero ¿cómo ha aprendido una gata a escrib... Más información
978-84-678-2894-8 / ANAYA INFANTIL Y JUVENIL
9,50€
(9,13€ sin IVA)
Reservar y recoge en tu librería preferida

Disponible en 225 librerías

Stock en librería
Disponible en 2-3 días

Buscar librerías en:

    Sinopsis

    ¿Quién ha escrito la carta que papá ha encontrado en su mesa? Julieta, una de las gatas de la familia, ha decidido comunicarse con su amo. Pero ¿cómo ha aprendido una gata a escribir? Y, lo más importante, ¿qué dirá en esa carta?

    Ficha Técnica

    Materias:
    Relatos sobre animales (infantil/juvenil) | Edad de interés: a partir de 7 años | Relatos sobre la familia y el hogar (infantil/juvenil)
    Editorial:
    ANAYA INFANTIL Y JUVENIL
    Colección:
    LITERATURA INFANTIL - Sopa de Libros
    Encuadernación:
    Tapa blanda o Bolsillo
    País de publicación :
    España
    Idioma de publicación :
    Castellano
    Idioma original :
    Castellano
    Autor/a: :
    Muñoz Puelles, Vicente
    Ilustrador/a: :
    Villamuza, Noemí
    ISBN:
    978-84-678-2894-8
    EAN:
    9788467828948
    Dimensiones:
    200 x 130 mm.
    Peso:
    115 gramos
    Nº páginas:
    64
    Fecha publicación :
    13-03-2012
    Más sobre el autor

    Muñoz Puelles, Vicente


    Más títulos de Muñoz Puelles, Vicente
    Más sobre el ilustrador

    Villamuza, Noemí

    La amistad de dos niños de apenas un año conectaron a una ilustradora consagrada con una pintora en ciernes… Entre cambios de pañal, cálculos de horas de sueño, charlas fractales sobre introducción de alimentos, sueño, ”espera que me agacho”, “ay que se cae”…y en medio de toda esa alienación -pasajera- se les ocurrió juntar sobre el papel sus mundos, a ver qué pasaba. Y unieron los delicados niños en grafito de Noe con los animales pictóricos y coloridos de Marta. Naturaleza e infancia contrastada, contrapuesta pero a la vez fusionada, comunicándose en una única voz, conviviendo en un mismo universo. El resultado de este proceso son obras de pequeño formato, en las que ponen ternura y humor, además de todo el cuidado. Piezas pensadas para dar calidez a un dormitorio infantil, a un comedor o a una sala de juegos. Compañía poética. Necesitaban denominar el experimento de alguna manera y buscaron un nombre corto que englobara todo eso. Les vino la imagen de un grillo: se hace de noche, es verano y del silencio emerge el canto de ése insecto.  Este pequeño y enérgico animal evoca en nosotros naturaleza, cielo estrellado, cuentos y risas. Lo metieron en casa para su proyecto de lápices y pinceles, y ahí sigue, acompañándoles y creciendo, como una criatura más.
    Más títulos de Villamuza, Noemí

    Los lectores opinan

    No hay comentarios, sé el primero en comentar

    ¿No has encontrado lo que buscas?

    Prueba con una nueva búsqueda