La economía no existe

La economía no existe . Un libelo contra la econocracia

. Un libelo contra la econocracia
Editorial
Los libros del lince s.l.
Materia
Economía | Prosa: no ficción | Español / Castellano | España
Colección
El rojo y el negro
Encuadernación
No definida.
Nº páginas
240
ISBN
978-84-937038-2-0
EAN
9788493703820
Dimensiones
210 x 135 mm.
Peso
322
Fecha publicación
01-01-2009
Precio
16.00€ (15.38€ sin IVA)

Dónde comprarlo(1 librerías)

    Autor

    Antonio Baños Boncompain (Barcelona, 1967), hace 20 años que es periodista y colabora con todo numerosos medios, entre ellos eldiario.es. Ha publicado un par de libros sobre economía, La economía no existe y Posteconomía donde explica su visión sobre la crisis económica que ha logrado dominar y cambiar nuestras vidas.

    Sinopsis

    Es probable que al leer el título que luce en la cubierta más de uno haya torcido el gesto, chascado la lengua y negado con la cabeza: ¿cómo no va a existir la economía, si estamos todos fastidiados por la crisis? Pues precisamente por eso. Bajo el yugo de la econocracia, la vida se ha reducido a cifras y modelos, que los economistas aplican sin piedad, y metiendo la pata con asombrosa frecuencia. Al igual que los escolásticos en su momento, los econócratas practican una forma de onanismo mental. Antonio Baños Boncompain ha decidido exponerlos al escarnio público. Su lectura transversal de los clásicos y los neoclásicos, los progres y los reaccionarios le permite desvelar que la economía no es sino un sistema de creencias disfrazado de ciencia, y que sus profetas fallidos son los verdaderos responsables del fiasco. Como lo descortés no quita lo valiente, en este libro el humor (más bien negro) y la denuncia (más bien agria) forman un tándem magnífico. Lamentamos informar de que en esta audaz historia destructiva de la econocracia se prescinde de los palabros propios de la casta sacerdotal de los economistas. Así que donde otros hablan de plusvalía, agregación, marginalismo o apalancamiento, aquí se anima a contraatacar empleando términos como esto, aquello, cosa, fistro o timo. No se lo pierdan.