Historia del PSOE en transición

Historia del PSOE en transición . De la renovación a la crisis, 1970-1988

. De la renovación a la crisis, 1970-1988
Editorial
SÍLEX EDICIONES
Materia
Historia de posguerra del siglo xx: c. 1945-c. 2000 | Partidos políticos | Historia
Colección
Contemporánea
Encuadernación
Libro
Nº páginas
278
ISBN
978-84-7737-971-3
EAN
9788477379713
Dimensiones
215 x 140 mm.
Fecha publicación
10-05-2017
Precio
20.00€ (19.23€ sin IVA)

Dónde comprarlo(10 librerías)

    Autor

    La batalla de México es una aproximación histórica al final de la guerra civil con el hundimiento de la República en 1939, y a la historia de las instituciones republicanas en el exilio hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Desde la llegada de Franco al Mediterráneo, una parte de los dirigentes republicanos, encabezados por Azaña y Prieto, buscaron un armisticio o una suspensión de hostilidades que permitiera la emigración de los responsables políticos y de sus familias, pensando que el único país de destino posible era el México de Lázaro Cárdenas. El libro se detiene en la financiación del exilio, engrasada sobre todo con los bienes del Vita, y el dilema de destinar el grueso de los fondos preservados a la ayuda de los refugiados o a la actividad política antifranquista, aclarando las razones de fondo del pleito entre los líderes socialistas Juan Negrín e Indalecio Prieto, dos de los principales protagonistas de la guerra y del exilio. Abdón Mateos (Madrid, 1960) es profesor de la Universidad Nacional a Distancia, responsable de la Cátedra del Exilio y del Centro de Investigaciones Históricas de la Democracia Española (CIHDE), y director de la revista Historia del Presente.

    Sinopsis

    Historia del PSOE en transición defiende el punto de vista de que el PSOE vivió un proceso de transición desde los años setenta, en el que hubo una renovación del proyecto político y del equipo dirigente, iniciado gracias a la confluencia de la segunda generación del exilio y la organización clandestina reestructurada. Los orígenes de la renovación hay que situarlos en el momento de la salida a la esfera pública de la generación de hijos de la guerra a partir de 1956, que dio lugar a la aparición en España de formaciones políticas de “nueva izquierda” como la Agrupación Socialista Universitaria o el Frente de Liberación Popular. El modelo de partido centralizado o “bloque” se mantuvo a lo largo de la transición, a pesar de ser adoptada la federalización en el primer congreso celebrado en España. La construcción del Estado de las Autonomías fue debilitando al núcleo central de poder socialista, aunque hasta los años noventa pervivió el modelo centralizado. La desavenencia con UGT, debido a la pérdida de posiciones de la cultura obrerista tradicional, modificó la estrecha relación histórica entre partido y sindicato. A partir de entonces, el partido se convirtió más en un racimo de uvas que en los gajos de una naranja, debido al creciente peso de los líderes territoriales en el poder autonómico. Desde 1989, el PSOE entró en una nueva fase de crisis de hegemonía, aunque preservara una precaria mayoría absoluta en la nueva legislatura y ampliara hasta 1992 la política socialdemócrata gracias al crecimiento económico asociado a la pertenencia a la Comunidad Europea. Las perspectivas de sucesión de Felipe González abrieron una nueva fase de luchas internas, si bien no se produjo una ruptura del partido.