Endurance: la prisión blanca
Endurance: la prisión blanca

Endurance: la prisión blanca

Lansing, Alfred

Editorial:
Capitán Swing Libros
ISBN:
978-84-942879-8-5
En diciembre 1914 Sir Ernest Shackleton y una tripulación de veintisiete hombres zarpó de Georgia del Sur para el Polo Sur a bordo del Endurance, el objeto de su expedición para cr... Más información
Materias:
Ensayos literarios
Editorial:
Capitán Swing Libros
Traductor:
Grau, Elena
Colección:
Entrelíneas
Encuadernación:
Libro
País de publicación :
España
Idioma de publicación :
Castellano
Idioma original :
Inglés
ISBN:
978-84-942879-8-5
EAN:
9788494287985
Dimensiones:
220 x 140 mm.
Nº páginas:
352
Fecha publicación :
19-01-2015
19,00€
(18,27€ sin IVA)
Comprar Reservar y recoge en tu librería preferida
Disponible en 181 librerías

Dónde encontrar "Endurance: la prisión blanca"

Stock en librería
Disponible en 2-3 Días

Disponible en 181 librerías

    Sinopsis

    Sinopsis de: "Endurance: la prisión blanca"

    En diciembre 1914 Sir Ernest Shackleton y una tripulación de veintisiete hombres zarpó de Georgia del Sur para el Polo Sur a bordo del Endurance, el objeto de su expedición para cruzar la Antártida, el último continente inexplorado, por tierra. Un mes más tarde, con temperaturas de 35 grados centígrado bajo cero, el barco encalló en el hielo del mar de Weddell, en las afueras del Círculo Polar Antártico. Más de un año después, y todavía a medio continente de distancia de la base deseada el Endurance estuvo amarrado al hielo flotando hacia al noroeste, antes de que fuera finalmente aplastado por la fuerza del hielo. Durante ese tiempo Shackleton y su tripulación sobrevivieron a la deriva en el hielo en una de las regiones más salvajes del mundo antes de que finalmente pudieran zarpar.

    Recomendado en: Las librerías recomiendan

    Febrero 2015

    Escrito por: Los Libreros Recomiendan

    Fuente

    «Después vino el golpe y tras éste me dediqué a recorrer las librerías de Santiago como una forma barata de conjurar el aburrimiento y la locura. (...) De mis visitas a esas librerías recuerdo sobre todo los ojos de los libreros, ojos que a veces parecían los de un ahorcado y a veces estaban velados por una tela como de legañas y que ahora sé que era otra cosa. No recuerdo, además, haber visto nunca librerías más solitarias. Allí no robé ningún libro. Eran baratos y los compraba. En la última que visité, un librero, un hombre de unos cuarenta años, alto y flaco, me dijo de sopetón mientras revisaba una hilera de viejas novelas francesas si me parecía justo que un autor recomendara sus propias obras a un condenado a muerte. El tipo estaba de pie en un rincón, llevaba sólo una camisa blanca arremangada hasta los codos y tenía una nuez prominente que le temblaba al hablar. Le contesté que no me parecía justo. ¿De qué condenados a muerte estamos hablando?, dije. El librero me miró y nos dijo que él sabía, fehacientemente, de más de un novelista capaz de recomendar sus propios libros a un condenado a muerte. Después dijo que hablábamos de lectores desesperados. Soy el menos indicado para decirlo, dijo, pero si no lo digo yo no lo dirá nadie. ¿Qué libro le regalaría usted a un condenado a muerte?, me preguntó. No sé, dije. Yo tampoco lo sé, dijo el librero, y me parece terrible. ¿Qué libros leen los desesperados? ¿Qué libros les gustan? ¿Cómo se imagina usted la sala de lecturas de un condenado a muerte?, dijo. Y después: es como la Antártida. No como el Polo Norte, sino como la Antártida. Pensé en el final de Arturo Gordon Pym, pero preferí no decir nada. A ver, dijo el librero, ¿quién es el valiente capaz de poner sobre el regazo de un condenado a muerte esta novela? Levantó un libro que había gozado de cierta fama y luego lo arrojó sobre una espuerta. Le pagué y me fui. Al darle la espalda, el librero no sé si rió o se puso a llorar. Cuando gané la calle lo oí decir: ¿Quién es el gallito capaz de semejante hazaña? Y luego dijo algo más, pero no entendí sus palabras.»

    Roberto Bolaño, "Un narrador en la intimidad" (Clarín)

    Por extraño que pueda parecer, muchos libreros nos hemos enfrentado en alguna ocasión a una situación parecida: la de recomendar un libro para alguien sabedor de que será una de sus últimas lecturas. Pero incluso en momentos tan difíciles como esos, el librero es feliz de saber encontrar el libro perfecto para cada lector. Sea cual sea vuestra situación, ojalá que en alguno de estos diez libros que hemos seleccionado podáis encontrar El Libro.

    Más sobre

    Lansing, Alfred

    Editor y autor, Lansing sirvió de joven en la Marina de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, llegando a recibir el Corazón Púrpura. A la salida de la Marina, después de la Guerra, regresó en 1946 al North Park College durante dos años para luego pasar a la Universidad de Northwestern, donde estudió periodismo. Hasta 1949 fue editor de un periódico semanal en Illinois. Después trabajó como escritor independiente para medios como United Press y la revista Collier’s, y más tarde como editor de Time Inc. Pero Alfred Lansing es sobre todo conocido por haber publicado el bestseller Endurance. Shackleton’s Incredible Voyage (1959), un relato histórico del viaje de sir Ernest Shackleton a la Antártida en 1914. Durante su exhaustiva investigación, el autor habló con diez de los supervivientes de la expedición y tuvo acceso a los cuadernos y diarios personales de otros ocho, para obtener una visión más completa de la increíble aventura. En 1960, el autor recibía tanto el Christopher Award y el Secondary Education Board’s Book Award por esta obra.
    Más títulos de Lansing, Alfred
    Los lectores opinan

    Valoraciones y comentarios

    No hay comentarios, sé el primero en comentar

    Añadir comentario