El naufragio

El naufragio . La deconstrucción del sueño independentista

. La deconstrucción del sueño independentista
Editorial
Ediciones Península
Materia
Partidos políticos | Estructuras políticas: democracia | Líderes y liderazgo políticos | Elecciones y referendos | Constitución: Gobierno y Estado | Estructura y procesos políticos | Ideologías políticas | Política y Gobierno | Cataluña, Comunidad Autónoma de | España | Nacionalismo
Colección
ATALAYA
Encuadernación
Tapa blanda o Bolsillo
Nº páginas
256
ISBN
978-84-9942-722-5
EAN
9788499427225
Dimensiones
230 x 150 mm.
Peso
380
Fecha publicación
13-09-2018
Precio
17.90€ (17.21€ sin IVA)

Dónde comprarlo(143 librerías)

    Autor

    Lola García (Badalona, 1967) es directora adjunta de La Vanguardia. Antes fue subdirectora del mismo periódico y responsable de las áreas de Política, Vivir y Deportes. Con anterioridad trabajó en El Periódico de Catalunya, primero en la sección de Cosas de la Vida y después como redactora jefa de Política. Es licenciada en Periodismo y en Ciencias Políticas.

    Sinopsis

    Todo empezó en 2012, cuando Artur Mas regresó de la Moncloa con la negativa de Mariano Rajoy a abordar un pacto fiscal para Cataluña. Aquel presidente de la Generalitat designado a dedo por Jordi Pujol emprendió entonces una carrera imparable abrazado al independentismo en el que nunca había militado. Avanzó en la vía del desafío al Estado español como quien se adentra en un bosque de espesa maleza que se va cerrando a sus espaldas, en la confianza de que su rival en la Moncloa cedería o sería obligado a hacerlo por los líderes europeos. ¿Qué impulsó a Mas a enfilar esa dirección? ¿Quiénes le influyeron durante el trayecto? ¿Hubo algún momento en el que fue posible cambiar el curso de la historia y evitar una de las mayores crisis institucionales y políticas de España? Al final, Carles Puigdemont, alcalde de Girona, independentista de cuna, tomó el relevo y proclamó una república simbólica que solo sirvió para que Cataluña perdiera el autogobierno del que había disfrutado durante cuarenta años. «No quiero ser el presidente de Freedonia», dijo Puigdemont en un destello de clarividencia justo antes de sucumbir al apelativo más corrosivo y letal de todos, el de «traidor», y declarar una independencia simbólica que acabó naufragando. «La mejor crónica que se ha escrito de los acontecimientos de Cataluña.»