El món on visc
El món on visc

El món on visc

Keller, Helen

Editorial:
Viena
ISBN:
978-84-8330-864-6
Helen Keller va néixer en un poblet d’Alabama l'any 1880. Quan tenia un any i mig, va quedar sorda i cega a conseqüència d’unes febres. Aquest absolut aïllament la va convertir en... Más información
Editorial:
Viena
Traductor:
Udina Abelló, Dolors
Colección:
Inquiets de Viena
Encuadernación:
Tapa blanda o Bolsillo
País de publicación :
España
Idioma de publicación :
Catalán
Idioma original :
Inglés
ISBN:
978-84-8330-864-6
EAN:
9788483308646
Dimensiones:
215 x 145 mm.
Peso:
197 gramos
Nº páginas:
120
Fecha publicación :
01-02-2016
Disponible en 2 librerías

Dónde encontrar "El món on visc"

Stock en librería
Disponible en 2-3 Días

Disponible en 2 librerías

    Sinopsis

    Sinopsis de: "El món on visc"

    Helen Keller va néixer en un poblet d’Alabama l'any 1880. Quan tenia un any i mig, va quedar sorda i cega a conseqüència d’unes febres. Aquest absolut aïllament la va convertir en un animaló perdut en una infinita foscor silenciosa, i va viure així fins que, quan tenia 7 anys, els seus pares li van trobar una educadora que, després de guanyar-se la seva confiança, li va abocar un gerro d’aigua a les mans i a continuació li va lletrejar al palmell la paraula aigua. Així va despertar-la de les tenebres.

    Más sobre

    Keller, Helen

    Helen Keller. Nació en 1880, y antes de cumplir dos años de vida perdió la vista y el oído en el transcurso de una enfermedad. «Durante casi seis años», dice, «viví privada del menor concepto sobre la naturaleza o la mente, la muerte o Dios. Puede decirse que pensaba con mi cuerpo, y, sin excepción, los recuerdos de aquella época están relacionados con el tacto... No había una chispa de emoción o racionalidad en esos recuerdos clarísimos, aunque meramente corporales; podía compararme con un insensible pedazo de corcho. De pronto, sin que recuerde el lugar, el tiempo o el procedimiento exacto, sentí en el cerebro el impacto de otra mente y desperté al lenguaje, el saber, el amor, a las habituales nociones acerca de la naturaleza, el bien y el mal». Lentamente, aprendió los nombres de las cosas que podía tocar; aprendió a hablar y a escuchar con las manos. Aprendió a escribir y a mecanografiar. Fue admitida en el Radcliffe College, y allí curso estudios. Ninguna mujer de su época ha sido tan merecidamente celebrada.
    Más títulos de Keller, Helen
    Los lectores opinan

    Valoraciones y comentarios

    No hay comentarios, sé el primero en comentar

    Añadir comentario