El Hombre Niebla

El Hombre Niebla

Editorial
Lóguez Ediciones
Materia
Edad de interés: a partir de 6 años | Álbumes ilustrados: libros de personajes
Ilustrador
Ungerer, Tomi
Traductor
Sebastián López, Ester
Colección
Rosa y manzana
Encuadernación
Cartoné
Nº páginas
48
ISBN
978-84-96646-91-9
EAN
9788496646919
Dimensiones
317 x 233 mm.
Fecha publicación
24-10-2014
Precio
13.99€ (13.45€ sin IVA)

Dónde comprarlo(21 librerías)

    Autor

    Tomi Ungerer nació en Estrasburgo (Alsacia, Francia) en 1931, pero, tras la muerte de su padre, la familia se trasladó al pequeño pueblo de Logelbach. Su infancia quedó marcada por la guerra y la ocupación nazi. En su juventud comenzó a viajar por todo el mundo y ha residido en Laponia, Argelia y Nueva York. A esta ciudad llegó en 1956 y rápidamente se convirtió en caricaturista, ilustrador y autor de reconocido prestigio. Actualmente vive en Irlanda, dedicando su tiempo a labores humanitarias. Posee numerosos premios por sus obras, entre ellos el Hans Christian Andersen a todo su trabajo como ilustrador infantil.

    Sinopsis

    Finn y Cara son hermano y hermana y viven en la costa irlandesa, donde las ovejas pastan en los verdes acantilados, el viento aúlla en la chimenea y la niebla gris se eleva sobre el mar. Un día, cuando los hermanos salen a remar en su barca por la bahía, una espesa niebla se cierra de pronto sobre ellos y la corriente los arrastra hasta una playa desconocida. Finn y Cara han llegado a la Isla de la Niebla, de la que nadie ha vuelto jamás con vida. Pero no se desaniman y acaban conociendo al asombroso amo de la isla, de quien aprenden de dónde procede la niebla. “El Hombre Niebla” muestra, una vez más la atención de Ungerer: tomar en serio a los niños. Magistralmente, Ungerer recoge la atmósfera en un mar encapotado. Oscuro, tenso, pero en ningún momento demasiado tenebroso por la presencia los dos personajes infantiles” (Die Zeit). ... maravillosas ilustraciones ambientadas en la vida sencilla y rural, en delicados dibujos de animales y escenarios y, sobre todo, en una ambientación en la que la paleta de colores se basa en el gris, el marrón, el verde azulado y toques de rojo. Ungerer transmite sentimientos y sensaciones de un tiempo pasado que nos resulta familiar porque es el tiempo de los cuentos maravillosos, de los relatos sobre el origen de las cosas, de la importancia de actuar cuando uno se hace cargo de su vida" (Ana Garralón en su blog).