El final
El final

El final

Bartis, Attila

Editorial:
Editorial Sexto Piso
ISBN:
978-84-17517-98-4
András Szabad se cría en una pequeña ciudad de la Hungría comunista de posguerra, siempre bajo la protectora y amantísima presencia de su madre, una bibliotecaria con quien mantien... Más información
Editorial:
Editorial Sexto Piso
Traductor:
Faller, Judit
Colección:
NARRATIVA SEXTO PISO
Encuadernación:
Tapa blanda o Bolsillo
País de publicación :
España
Idioma de publicación :
Español
Idioma original :
Alemán
ISBN:
978-84-17517-98-4
EAN:
9788417517984
Dimensiones:
230 x 150 mm.
Peso:
796 gramos
Nº páginas:
564
Fecha publicación :
19-10-2020
27,90€
(26,83€ sin IVA)
Comprar Reservar y recoge en tu librería preferida
Disponible en 285 librerías

Dónde encontrar "El final"

Stock en librería
Disponible en 2-3 Días

Disponible en 285 librerías

    Sinopsis

    Sinopsis de: "El final"

    András Szabad se cría en una pequeña ciudad de la Hungría comunista de posguerra, siempre bajo la protectora y amantísima presencia de su madre, una bibliotecaria con quien mantiene un vínculo muy especial. En 1956, su padre trata de entorpecer un desfile de tanques soviéticos y es encarcelado. Cuando tres años después éste vuelve a casa, completamente roto, la madre de András muere de manera súbita, acontecimiento que marca inapelablemente el final de su infancia. András y su padre se mudan a Budapest, buscando un nuevo y difícil comienzo, y será allí donde el joven descubrirá la fotografía, pasión que lo marcará profundamente. Obsesionado por mostrar lo invisible a través de lo visible, por redimir las cosas y a las personas de su intrínseca fugacidad y fijarlas antes de su desaparición, András lo observa y lo conjura todo a través de su cámara Leica, artefacto que se convierte en una extensión de su ser. Pero el aprendizaje –de la vida, del arte– sólo acaba de empezar. Aún quedan todo el dolor y la belleza por delante. Aún debe conocer a Éva. Con un estilo sobrio y poético, tratando a menudo temas desgarradores, pero atendiendo también con mirada prístina al fulgor de los pequeños milagros cotidianos, El final es una novela de formación en la que el arte y el Eros se erigen como eternos salvadores de un alma abocada a la orfandad. Una obra memorable en la que Attila Bartis conjuga magistralmente la historia familiar con un recorrido por la convulsa historia europea del siglo XX. «La nueva novela de Attila Bartis es una obra maestra. Ha merecido la pena esperar catorce años». Tekla Fodor, Központ

    Recomendado en: Las librerías recomiendan

    "El final" de Attila Bartis

    Escrito por: Librería Lex Nova

    Fuente

    La última novela del húngaro de origen rumano Attila Bartis, El final, fue escrita originariamente en 2015, después de casi quince años de silencio literario, y en 2020 ha sido traducida al español por Sexto Piso. Hasta ahora sólo estaban traducidas a nuestro idioma otras dos novelas suyas: El paseo (1995) y La calma (2001), ambas en la editorial Acantilado. Habrá que esperar quizá a que alguna editorial traduzca sus libros de relatos y ensayos, pero de momento tenemos esta nueva y estupenda novela, un acontecimiento literario de altura, una de las apuestas editoriales más interesantes de los últimos meses. Se trata de una novela intensa, quizá para lectores de largo recorrido, en donde el autor disecciona asuntos tan universales como el amor –el de verdad, el que una vez nace y se asienta dura ya para toda la vida–; los celos; el miedo a la vida y el miedo a uno mismo; y la cobardía, esa que limita, constriñe y ahoga, y que tan pesada carga resulta. Los personajes de Bartis han sido aplastados por la vida, pelean, luchan, se aman y se hacen daño por igual en una constante y desaforada búsqueda de la belleza y de la felicidad, o al menos de un sucedáneo lo más parecido posible a ésta. Viven en un universo estrecho, gris, en donde parece que no es posible el color, como en una fotografía en blanco y negro. El lector se descubre a merced de estos personajes, de sus esfuerzos ímprobos por vivir, en una constante lucha consigo mismos y con el mundo que les rodea y que a menudo solo conduce a una inevitable autodestrucción. La fotografía como expresión artística está muy presente en esta novela –el autor es también fotógrafo–, y constituye la tabla de salvación a la que se aferra el protagonista para hacer frente a la vida, para aguantar, para tener la certeza de estar vivo: “(…) uno no es simplemente libre y ya está, sino que hay que confrontar ese hecho día a día. No olvidarse de que la libertad no es una simple evidencia.” Se trata de una historia atravesada por el dolor de principio a fin, un dolor intenso, que nace de las entrañas, un dolor al que en cambio no se desprecia, sino que se mima, se cuida y hasta se alimenta para que dure toda una vida, y el lector tiene que aprender a manejarlo también, tiene que saber qué hacer con él y con esa tensión contenida que impregna toda la novela y que se torna presencia en todas las relaciones que los personajes mantienen entre sí, relaciones a trompicones, con diálogos que son como espasmos, como latigazos, que hieren pero no fulminan del todo. Bartis ha necesitado de la historia de Hungría para contarnos la vida de sus personajes, para explicarlos, porque es algo inherente a ellos, algo que les define absolutamente: algunos de ellos participaron en su juventud en la revolución húngara que estalló en Budapest en el 56 y que luego se extendió por todo el país. Esta participación activa marcará sus vidas y las de sus hijos; el comunismo y la política autoritaria que János Kádár practicó durante décadas sobre el pueblo húngaro es algo que el autor no puede obviar. El hombre no nace solo en una isla en mitad de un océano, resguardado, protegido, sino que nace en sociedades complejas; el lugar, la historia, la familia, condicionan su vida en mayor o menor medida y es imposible escapar del todo, es parte de su individualidad: el hombre inmerso en su sociedad, la sociedad embebiendo al hombre, su alma. No obstante hay lugar para la belleza en este libro, Bartis utiliza en ocasiones un lenguaje poético, sanador –que en medio de tanta grisura resalta más, brilla más–, pero se trata siempre de un lirismo contenido, sin excesos ni barroquismos, fugaz pero muy real. Y es aquí donde el lector sabe que debe dejarse llevar, que, con todo, la historia respira, fluye y, no sabiendo adonde le lleva ésta, continúa a su lado, porque el lector de esta novela, una vez comienza, sólo puede hacer una cosa: llegar hasta el final. Definitivamente ese final puede resultar sorprendente, luminoso, esperanzador. Nada está escrito, es posible que, a pesar de todo, la vida acabe ganando la partida. Ester Vallejo, Librería Jurídica Lex Nova (Madrid)

    Más sobre

    Bartis, Attila

    (Târgu Mureș, Rumanía, 1968), fotógrafo, escritor y dramaturgo, vive en Hungría desde 1984. Es autor de las novelas El paseo (1995) y La calma (2001), ambas publicadas en español por Acantilado, y de tres libros de relatos y dos ensayos inéditos en nuestra lengua. Ha sido premiado con el Tibor Déry Prize, el Sandor Márai Prize y el Attila József Prize, y su obra ha sido traducida a veinte lenguas. Es miembro de la Széchenyi Academy of Literature and Arts. El final, publicada originalmente en 2015, es su última novela hasta la fecha.
    Más títulos de Bartis, Attila
    Los lectores opinan

    Valoraciones y comentarios

    No hay comentarios, sé el primero en comentar

    Añadir comentario