De comerciantes y para comerciantes. El Banco de Santander, 1857-1874
De comerciantes y para comerciantes. El Banco de Santander, 1857-1874

De comerciantes y para comerciantes. El Banco de Santander, 1857-1874

Hoyo Aparicio, Andrés

Editorial:
Editorial Universidad de Cantabria
ISBN:
978-84-8102-749-5
En las ciudades portuarias decimonónicas, como lo fue Santander, toda ocupación giraba en torno a la actividad mercantil; medios e infraestructuras se disponían y trazaban con el f... Más información
Editorial:
Editorial Universidad de Cantabria
Colección:
Ciencias sociales
Encuadernación:
Tapa blanda o Bolsillo
País de publicación :
España
Idioma de publicación :
Español
ISBN:
978-84-8102-749-5
EAN:
9788481027495
Dimensiones:
240 x 175 mm.
Peso:
364 gramos
Nº páginas:
168
Fecha publicación :
15-07-2015
Disponible en 11 librerías

Dónde encontrar "De comerciantes y para comerciantes. El Banco de Santander, 1857-1874"

Stock en librería
Disponible en 2-3 Días

Disponible en 11 librerías

    Sinopsis

    Sinopsis de: "De comerciantes y para comerciantes. El Banco de Santander, 1857-1874"

    En las ciudades portuarias decimonónicas, como lo fue Santander, toda ocupación giraba en torno a la actividad mercantil; medios e infraestructuras se disponían y trazaban con el fin principal de facilitar y fomentar esta actividad. Y en este contexto debe entenderse el porqué de la fundación del Banco de Santander. La historia de este Banco en su etapa con capacidad para emitir billetes (1857-1874) difícilmente puede, así, disociarse de la evolución de la actividad comercial gestionada a través del puerto de Santander. El Banco de Santander fue, por tanto, el Banco del comercio y un Banco para el comercio; fue, en definitiva, un Banco de comerciantes y para comerciantes. Explicar además la eficacia de este Banco a la hora de convencer al público de las bondades de depositar sus ahorros y la capacidad que tuvo para transformas los recursos de que dispuso en créditos es a lo que está destinado el grueso de las páginas de este libro. Se constata así que en una época plagada de incertidumbres, como lo fue la década de 1860, y que se explicaba por una sucesión de crisis sectoriales de tipo comercial, industrial, monetaria, sanitaria, fiscal, ferroviario-financiera y política, el Banco de Santander no dejó de cumplir con su principal función de intermediación entre ahorradores e inversores, facilitando medios de pago al comercio de la ciudad, y atendiendo las necesidades de financiación del tráfico colonial.

    Más sobre

    Hoyo Aparicio, Andrés

    Información sobre el autor no disponible


    Más títulos de Hoyo Aparicio, Andrés
    Los lectores opinan

    Valoraciones y comentarios

    No hay comentarios, sé el primero en comentar

    Añadir comentario