Crónicas de la Primera Guerra Mundial

Crónicas de la Primera Guerra Mundial

Editorial
Fórcola Ediciones
Materia
EUROPA | Primera Guerra Mundial
Traductor
Pérez de Villar, Amelia
Colección
Siglo XX
Encuadernación
Tapa blanda o Bolsillo
Nº páginas
136
ISBN
978-84-16247-70-7
EAN
9788416247707
Dimensiones
210 x 130 mm.
Peso
200
Fecha publicación
23-08-2016
Precio
16.50€ (15.87€ sin IVA)

Dónde comprarlo(11 librerías)

    Autor

    Rudyard Kipling (Bombay, 1865-Londres, 1936) nació en la India, donde su padre, o?cial del ejército británico, estaba destinado. Con seis años fue enviado a Gran Bretaña para cursar sus estudios y regresó a la India en 1882. Allí trabajó como periodista, experiencia que in?uiría en su estilo literario, directo y muy preciso. Después viajó por África, Asia, América y Europa, para establecerse de nuevo en Gran Bretaña. La obra de Kipling fue reconocida por la crítica y el público contemporáneo, le ofrecieron diversas condecoraciones que siempre rechazó. Solo aceptó en 1907 el Premio Nobel de Literatura, siendo el primer británico en obtenerlo. Los últimos años de su vida los dedicó a viajar junto a su esposa, intentando apaciguar el dolor de haber sobrevivido a la muerte de dos de sus tres hijos. Su restos reposan en la Abadía de Westminster, honor reservado a los hombres ilustres del Imperio Británico. Su legado: cinco novelas, más de doscientas cincuenta historias cortas y ochocientas páginas de versos. Kipling era un defensor a ultranza del Imperio, de la responsabilidad del hombre blanco de llevar la " cultura y civilización " a los otros pueblos y de los logros de la colonización. Aunque también criticó este mismo sistema que oprimía al individuo en diversas ocasiones. Y, como en este caso, intentó reconciliar a Oriente y Occidente, animales y hombres. Entre sus obras, podemos destacar, < i > Los Cuentos de las Colinas < /i > (1887), < i > Kim < /i > (1901), < i > Puck de la colina de Pook < /i > (1906) o < i > Capitanes intrépidos < /i > (1896).

    Sinopsis

    Tanto Francia en guerra (1915) como La guerra en las montañas (1917), sus crónicas publicadas por entregas en el Daily Telegraph y en la prensa norteamericana, responden con obediencia al propósito de la Administración británica, y comparten el mismo fondo: la visión del campo de batalla como «la frontera de la civilización» que separa a «alemanes y seres humanos». La efectividad del celo propagandístico de Kipling fue indiscutible, aunque no deja de suscitar importantes interrogantes de fondo sobre las relaciones entre literatura y propaganda.