Cómo ser una bruja moderna

Cómo ser una bruja moderna

Editorial
Roca Editorial
Traductor
Angulo Fernández, María
Colección
No Ficción
Encuadernación
Libro electrónico
Nº páginas
288
ISBN
978-84-17305-31-4
EAN
9788417305314
Fecha publicación
18-10-2018
Precio
8.99€ (7.43€ sin IVA)

Autor

Gabriela Herstik es escritora, alquimista de modas y bruja. A través de su trabajo con Nylon, i-D, Broadly, The Numinous, Sabat Magazine y muchos más, Gabriela se ha hecho un nombre como crítica de modas y escritora, con una tendencia a combinar con la espiritualidad, el estilo y la narración. Con su columna mensual «Ask a Witch» para Nylon, Gabriela responde preguntas sobre la canalización de la sabiduría antigua en la era moderna. Abordando la moda, los derechos humanos y el ocultismo desde una perspectiva feminista, Gabriela ofrece también un sentido de empoderamiento a sus lectoras. Gabriela sabe que cada palabra tiene magia, y agregarle un poco de lápiz labial nunca duele. En la actualidad, Gabriela Herstik vive en Los Ángeles y es una de las figuras más relevantes de la nueva brujería moderna.

Sinopsis

Infunde una gota de magia en tu vida diaria.La nueva tendencia sobre la brujería como método para el autoconocimiento.Nos estamos despertando. Y con nuestros ojos mirando la Luna, recordamos la verdad eterna.Eres una bruja.Estás hecha de magia.Es hora de recordar.Guiada por la escritora, alquimista de la moda y bruja moderna Gabriela Herstik, descubrirás el antiguo arte de la brujería para que puedas encontrar una marca de magia que funcione para ti.Desde trabajar con cristales, tarot y astrología hasta entender la magia sexual, los solsticios y las lunas llenas. Aprende a cómo aprovechar la energía, desata tu psíquica interior y conéctate de nuevo con el mundo natural.Repleto de hechizos y rituales para cuidarte de ti misma y de nuevas oportunidades y varios trucos para mantenerte lejos de la energía tóxica, este libro es la guía de estilo de vida esencial para la mujer moderna que quiere tomar el control y reconectarse consigo misma.Porque, al fin y al cabo las mujeres pueden dirigir el mundo (y probablemente son brujas).