65 % agua

65 % agua

Editorial
Cambalache
Materia
Ficción moderna y contemporanea
Colección
Narrativa
Encuadernación
No definida.
Nº páginas
160
ISBN
978-84-939633-8-5
EAN
9788493963385
Fecha publicación
01-11-2014
Precio
14.00€ (13.46€ sin IVA)

Dónde comprarlo(37 librerías)

    Autor

    Escritora, guionista y fotógrafa, Isabel Alba se licenció en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid, su ciudad natal. Los últimos veinte años ha residido en Donostia, donde ha combinado la actividad literaria y artística con la docencia en el campo audiovisual. Ha publicado dos ensayos sobre narrativa cinematográfica, el último titulado Detrás de la cámara. Cómo narrar en imágenes: del guión a la película (Montesinos, 2011), y las novelas Baby Spot (Montesinos, 2003) y La verdadera historia de Matías Bran. El recinto Weiser (Montesinos, 2011), con la que quedó finalista del Premio Euskadi de Literatura. Ha recibido, además, el XIV premio literario María de Maeztu. 65% agua es su tercera novela.

    Sinopsis

    Una pequeña ciudad junto al mar. Una mujer. Un hombre. La mitad de la vida. Las decisiones pasadas y las presentes. Desde la primera vez que leí 65% agua, sus personajes se quedaron conmigo, acompañándome en mi vida cotidiana, no sólo como recuerdos de una lectura gozosa, sino como personajes que me permiten pensar en las decisiones que tomo –que tomamos– en nuestra vida cotidiana. Esas decisiones familiares, laborales, militantes, afectivas, sexuales que todxs debemos tomar, esas encrucijadas que van definiendo nuestra trayectoria ética como una suma de pequeñas opciones. 65% agua no pretende entretenernos sino incomodarnos, atravesarnos por los itinerarios de personajes que podríamos ser nosotrxs. Personajes cuyas encrucijadas se ubican en una sociedad patriarcal y capitalista: ¿quién cuida? ¿Quién tiene tiempo propio? ¿Qué caracteriza nuestras vidas afectivas, desde el punto de vista de Elisa y desde el punto de vista de Andrés? Isabel Alba pone en práctica con su relato, constantemente, la idea de que lo personal es político. Eduardo Romero